Márquez: «Soy cauto porque ahora me tengo que marcar objetivos realistas»

Márquez
Marc Márquez durante los premios María de Villota en Ciudad de la Raqueta. (EFE)

Marc Márquez ha recibido este lunes el premio María de Villota a la Hazaña Deportiva. El piloto de Repsol Honda atendió a los medios de comunicación antes de que arrancara el acto e hizo repaso sobre su situación deportiva y el estado de su diplopía. El octocampeón del mundo se muestra «cauto» a la hora de marcarse los objetivos pero reconoce que trabaja para volver a ganar un Mundial.

«Soy cauto porque me tengo que marcar objetivos realistas en este momento. Ojalá pueda en un futuro, más cercano que lejano, luchar por un Mundial. Todavía no estoy con esa velocidad, confianza y forma física adecuada, pero poco a poco intentaremos construir esa base para poder hacerlo», aseguró el piloto de Cervera.

Márquez no atraviesa por su mejor momento. Poco a poco va recuperando sensaciones tras la aparición de un nuevo episodio de diplopía fruto de su caída en Indonesia y él mismo reconoce que está «en un momento de superarme. Vuelvo de una lesión, en lo físico y lo mental, y hay que saber gestionar la presión». Aunque no pasa por su mejor momento ha dejado claro que está trabajando para volver a lo más alto: «Todo el mundo espera mucho de ti, para que vuelvas fuerte, y en eso estoy».

«Las palabras de los rivales, siempre que sean buenas, como últimamente, son de respeto. En los momentos duros te refugias en tu núcleo duro, equipo, familia y amigos de toda la vida. A partir de ahí hay que marcarse objetivos realistas que puedas cumplir a corto plazo. Si esos se cumplen el grande, que es luchar por otro Mundial, espero que llegue en un futuro», comentó un ambicioso Marc Márquez.

Por último expresó su felicidad por recibir este premio María de Villota en la gala celebrada en Ciudad de la Raqueta: «Hay premios y premios. Este es muy emotivo en recuerdo de María, sobre todo por lo que significa el premio, la recompensa a esos valores, esfuerzo y sacrificio no sólo dentro de la pista sino también fuera y yo encantado. Cuando me llamó Emilio, el padre de María, no dudé ni un momento en aceptarlo».

Lo último en Deportes

Últimas noticias