Entrenador zombi, equipo zombi

Julen Lopetegui
Julen Lopetegui

Urge despedir a Lopetegui. Para mañana es tarde. Es desesperante y angustioso verle a él penando en la banda y a sus jugadores penando en el campo. Porque este Real Madrid no juega, pena. Pena y da pena.

El contagio del banquillo al césped es casi epidémico. Lopetegui es un zombi que ha mordido a su plantilla y los ha convertido a todos en zombis. Vale que Julen heredó un equipo peor que el de Zidane, eso no hay quien lo discuta, pero su tarea era sacar el máximo partido a su plantilla y está sacando el mínimo.

No hay un solo futbolista en la plantilla del Real Madrid que esté rindiendo a la altura de sus posibilidades. Con Lopetegui todos parecen peores. Si me apuran, hasta más bajitos. Que no se pueden ir de rositas, de acuerdo. Pero el equipo necesita un revulsivo y lo necesita ya. Y lamentablemente para el Madrid, no se pueden hacer media docena de fichajes y de traspasos para reconstruir el equipo.

La imagen del Real Madrid en los dos últimos partidos en el Bernabéu –que han sido ante el Levante y ante el Viktoria Plzen, que no eran el City de Guardiola– ha sido de un equipo hundido, sin respuesta, bloqueado, un ejército de zombis arrastrando los pies por el Bernabéu.

Ahora el Real Madrid necesita curarse y resucitar. Y Lopetegui no tiene el antídoto.

Lo último en Deportes

Últimas noticias