Los Rockets le quieren la próxima temporada

Houston vuelve a presionar a Llull para que se vaya a la NBA

sergio llull
Sergio Llull celebra con Luka Doncic una canasta hace algunas temporadas. (EFE)

Los Houston Rockets están decididos a echar un órdago por Sergio Llull. El equipo tejano, uno de los gallos de la Conferencia Oeste de la NBA, sueña con convencer al base madridista de que debe probar la aventura norteamericana como ha hecho exitosamente su ex compañero Luka Doncic en Dallas Mavericks, como uno de los pretextos.

Llull nunca ha ocultado que sacarle de Madrid es muy complicado, por no decir imposible. Houston, ahora con un buen margen económico, podría llegar a ofrecer los 11 millones de dólares anuales que cobra Iman Shumpert –quien no renovará– y darle un rol predominante en un equipo con el que aspiraría al anillo de campeón desde el minuto uno.

Darryl Morey, General Mánager de los Rockets, estuvo este pasado domingo en Madrid viendo en directo a Llull y hasta coreando su nombre en Twitter. La presencia del dirigente en la capital de España es un indicador de que los tejanos no se han olvidado del MVP de la Euroliga y la Liga Endesa después de obtener sus derechos en 2013 y realizar múltiples intentonas por seducir al jugador.

La última, y quizá la más intensa, aconteció en el verano de 2015, cuando Llull firmó un contrato hasta 2021 con el Real Madrid. El base, que todavía mantiene dicho compromiso, es actualmente el jugador mejor pagado de la plantilla blanca y su lealtad hacia la entidad es total. En ese sentido, desde la directiva no hay dudas de que si decidiese intentar salir, Llull sería lo más transparente posible.

El jugador tendría que pagar una penalización de varios millones de euros para irse a la NBA en virtud al contrato que firmó en su momento. Houston puede aportar el máximo que le permiten pagar por las cláusulas europeas –700.000 dólares– y luego compensar la cantidad restante a través de un contrato mayor.

Morey y su gente quieren hacer ver a Llull que se ha quedado sin grandes retos en Europa tras ser dos veces campeón de Europa de blanco y que tiene que probar en la liga norteamericana. El jugador, sin embargo, parece que va a mantener su postura de permanencia en Madrid. Su reciente paternidad, el apoyo incondicional del club en su grave lesión de rodilla y su gusto por la capital de España son factores de máximo peso para un Llull que puede estar viendo pasar su último tren para la NBA.

Lo último en Deportes