Copa del Rey de baloncesto 2020

El fracaso del Barcelona de Mirotic: 41,5 millones de presupuesto que siguen sin dar títulos

El Barcelona tiene el mayor presupuesto de su historia: 41,5 millones reconocidos por el club. También paga a Mirotic el sueldo más alto jamás recibido por un jugador en Europa. Pese a ello han fracasado tanto en la Supercopa como en la Copa del Rey.

mirotic
Mirotic, en el partido contra el Valencia en la Copa del Rey.
  • Francisco Rabadán. Málaga

En el baloncesto europeo existe una máxima: o ganas o fracasas. El juego importa poco o nada si los resultados no acompañan, pero si encima tu baloncesto no es el más brillante las cosas se ponen muy feas. El Barcelona se echó un órdago este verano. Alcanzó el presupuesto más alto de su historia –41,5 millones reconocidos por el club, algunas fuentes dicen más– y pagó a Mirotic el sueldo más alto jamás recibido por un baloncestista en el Viejo Continente.

Con todos estos ingredientes, Bartomeu y los suyos creyeron que esta temporada sería coser y cantar. Que la traición de Mirotic sería una losa difícil de levantar para un Madrid que envidaba con el crepúsculo de su proyecto –se han marcado a lo largo de los últimos años además del mencionado Niko, Sergio Rodríguez, Doncic–  en la presente temporada.

Las cosas, sin embargo, no ocurren siempre como se piensan en la cabeza. El Madrid les ganó en la Supercopa de España y algunos se escudaron en que era una pachanga veraniega. Ahora tras el batacazo ante el Valencia en la Copa del Rey no hay excusa que valga. No en vano, Mirotic, Pesic y compañía dieron la enhorabuena a los levantinos en un acto de honradez, pero que ni mucho menos deja tranquilo a las altas esferas, necesitados de alegrías y resultados.

Al Barça, como a los malos estudiantes, sólo le quedan los dos últimos títulos posibles para salvar la temporada. Visto lo visto, la Liga Endesa parece la opción más realista para los culés. El equipo lleva sin ganarla desde 2014, viendo desde las sombras la hegemonía del Real Madrid con cuatro de los últimos cinco títulos.

En el club afirman que ganar ese torneo sería una faena de aliño que mantendría la plantilla, pero que acabaría con la andadura de Pesic como entrenador azulgrana. Si hubiese doblete de Euroliga y Liga, algo improbable a día de hoy, el veterano serbio sí salvaría los muebles de cara a una directiva cansada de sus métodos arcaicos.

Sin embargo, en Europa pintan bastos para un club azulgrana que lleva sin jugar una Final Four más de un lustro y que esta temporada tampoco es que esté marcando diferencias en la Euroliga. Es cierto que van terceros en la temporada regular, pero también que poseen el mayor presupuesto del Viejo Continente y que no están marcando diferencias.

El club fichó este verano a voluntad todo lo que quiso. Sobrepagó a Brandon Davies cuando éste lo tenía cerrado el Madrid. Luego se llevó a la estrella del CSKA Corey Higgins, trajo a un base de pedigree NBA como Malcolm Delaney y a otro ex NBA como Alex Abrines. Si eso no fue suficiente firmaron a Mirotic el contrato más elevado de la historia del baloncesto europeo. Las cifras no han trascendido con exactitud, pero si en la NBA podía llegar a estar en 10 millones hagan sus cálculos.

Bartomeu tenía la ilusión de que el baloncesto tapase los fracasos del fútbol esta temporada arrasando con todo. Muchos culés se han ilusionado con Mirotic hasta el punto de que ha sido la Copa del Rey con más presencia de aficionados catalanes en décadas. El resultado, sin embargo, ha sido un tremendo jarro de agua fría para un proyecto que se ha quedado tocado. Nadie se esperaba caer en cuartos y menos a manos del Valencia. El Barça sigue, horas después de los sucesos, en estado de shock.

Lo último en Deportes

Últimas noticias