La Fiscalía niega «persecución» a Sandro Rosell y defiende su prisión provisional: «Había riesgo de fuga»

El fiscal de la Audiencia Nacional Javier Polo ha defendido este lunes ante la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que juzga al expresidente del Fútbol Club Barcelona Sandro Rosell por el presunto blanqueo de cerca de 20 millones de euros procedentes de comisiones, que no ha habido prospección ni ningún tipo de "persecución" en este caso y que la prisión provisional se mantuvo porque "difícilmente puede negarse que había riesgo de fuga".

Sandro Rosell
Sandro Rosell. (Foto: AFP)

"Persecución a Sandro Rosell no ha habido de ninguna clase y mucho menos porque uno de los acusados haya sido, sea o deje de ser presidente de un determinado club de fútbol", ha destacado el fiscal durante el alegato presentado en la recta final del juicio, que arrancó el pasado 25 de febrero y que encara su fase final con las conclusiones de las partes sobre las tres operaciones económicas objeto del procedimiento.

Se trata de la venta de derechos audiovisuales de la Confederación Brasileña de Fútbol firmada con su presidente Ricardo Terra Teixeira; de un contrato de patrocinio del mismo equipo a través de su sociedad Uptrend Unlimited y de la venta ya en España de su empresa Bonus Sport Marketing, operaciones en las que de acuerdo a la acusación, Rosell habría obtenido comisiones y habría blanqueado las del propio Teixeira con implicación de los otros cinco acusados, miembros de su entorno.

Polo ha defendido que se dicte sentencia condenatoria, manteniendo no obstante la rebaja tanto en las penas como en las multas que solicitó la semana pasada tras cambiar la calificación de los hechos: la acusación inicial por blanqueo continuado se queda en cargos por blanqueo y la de organización criminal, en grupo criminal, lo que ha reducido la solicitud de condena para todos los acusados.

"Ocho fuentes legítimas de prueba"

Para la Fiscalía, no hay duda de que "se ha descubierto un negocio ilícito con un dinero de origen ilícito" gestionado por "personas agrupadas que buscaban un propósito común, enmascarar el seguimiento de capitales ilícitos procedentes de actuaciones de carácter delictivo cometidas por Ricardo Terra Teixeira".

"Es una legítima investigación, objetiva y eficaz y toda ella gira en torno a una ilicitud de base, el elemento nuclear, y se tira del hilo y permite levantar el velo (*) La ilicitud se produce porque el dinero deja rastro. Esta trazabilidad y determinación la existencia de un delito de blanqueo ha sido acreditada", ha destacado el representante del Ministerio Público.

En concreto, basa su acusación en "ocho fuentes legítimas en esta investigación que eliminan toda posibilidad de que haya habido un carácter prospectivo", la comisión rogatoria de Estados Unidos por la que se iniciaron las actuaciones, las diligencias de las fiscalías de la Audiencia Nacional y la Provincial de Barcelona, la UDEF, la Unidad de Blanqueo del Banco de España, la Agencia Tributaria y las comisiones rogatorias "de contenido criminal" de Andorra, Brasil y Suiza.

Con esas pruebas, solicita seis años de cárcel para Rosell (cuatro por blanqueo y dos por grupo criminal) frente a los once que solicitaba inicialmente, y 60 millones de euros de multa (un millón más tras recalcular el importe presuntamente blanqueado por cada uno de los seis acusados). En cuanto a Besolí, pide cinco años de cárcel y más de 40 millones de multa.

Para la mujer de Rosell, Marta Pineda; su presunto testaferro, Sahe Ohanessian; y el cuñado de Besolí Antonio Ramos, el fiscal pide un año y once meses de prisión, mientras para el amigo personal del expresidente del Barça José Colomer, es de un año y seis meses.

Rosell pide su libre absolución

La defensa de Sandro Rosell ha reclamado este lunes ante la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que declare la libre absolución pues el origen del dinero cuyo movimiento ha sido monitorizado era "lícito" y la investigación ha sido "cuestionable". "La tesis de la Fiscalía es disparatada y va contra las reglas de la experiencia humana", ha asegurado el letrado, Pau Molins.

El juicio, que arrancó el pasado 25 de febrero, encara así su fase final con los alegatos de Fiscalía, que ya anunció una rebaja en la petición de condenas, y del principal acusado, cuya defensa ha incidido en que no hay delito ni razón para que su patrocinado haya estado cerca de dos años en prisión preventiva, desde su detención el 25 de mayo de 2017 y hasta que iniciado el procedimiento, el tribunal acordó libertad provisional.

Lo último en Deportes

Últimas noticias