ESPAÑA DERROTÓ CLARAMENTE A VENEZUELA

Felipe y Gasol devuelven la sonrisa a España (80-65)

Gasol
Pau Gasol lucha por un balón. (EFE)

España logró su segunda victoria en la fase de preparación de los Juegos Olímpicos de Río después de derrotar a Venezuela por 80-65 en un encuentro en el que los de Sergio Scariolo estuvieron muy concentrados para recuperar sensaciones después de las dos derrotas sufridas frente a Lituania en los últimos días. Felipe Reyes fue el más destacado con 18  puntos, bien escoltado por Pau Gasol y Willy Hernángómez, con 14 y 10, respectivamente.

El comienzo del encuentro, que contó con la presencia del Rey Felipe VI, se retrasó unos instantes por el homenaje que recibió Rudy Fernández por sus 200 internacionalidades y un minuto de silencio guardado en honor a las víctimas del tiroteo de Munich. España no logró entrar con buen pie en los primeros instantes de juego, pasando cinco minutos hasta que pudo abrir su marcador particular, pero la entrada a pista de Felipe Reyes dio un soplo de aire fresco al equipo, que logró las primeras ventajas ante una correosa Venezuela.

La labor de Felipe en la ejecución y del Chacho en la dirección de juego plasmaron la superioridad del combinado nacional ante una Venezuela que suma diecinueve partidos de preparación para los Juegos. En un buen estado físico pero perdiendo en calidad con España, los sudamericanos intentaron  igualar con intensidad el marcador, pero un par de acciones de Pau Gasol y un triple de San Emeterio devolvieron la realidad al marcador.

A pesar de que muchos jugadores no estaban acertados de cara a canasta – Ricky, Llull, Navarro… –, España, en torno a una buena defensa, conseguía marcharse al descanso con nueve puntos de ventaja (34-25).

La dupla Gasol-Reyes alimentaba a España en un paulatino despegue del marcador que parecía definitivo, pero la habitual relajación en este tipo de partidos hizo acto de presencia, provocando una reacción venezolana que no causó estragos en el marcador gracias a un motivadísimo Willy Hernangómez, que levantó al público con dos espectaculares acciones que precedieron al final de cuarto. (56-44)

Final sobrio y tranquilo

El último cuarto sirvió de rodaje para los jugadores que Scariolo consideró que más lo necesitaban, y estos respondieron para seguir manteniendo un considerable colchón que minutos más tarde asegurarían la victoria.

Estos minutos permitieron a Rudy estrenarse en el marcador con tres triples casi consecutivos y confirmar al venezolano Nestor Colmenares como un interior más que válido para el alto nivel. Alberto Abalde, seguido por el Real Madrid, debutó en el encuentro antes de un final que tranquilizó a España, que vuelve a ganar un partido después de dos derrotas consecutivas.

Lo último en Deportes