"Salvó a mi familia", cuenta

El día en el que Lance Armstrong se hizo rico por casualidad

Lance Armstrong invirtió, sin saber qué era, en UBER y ahora explica que ese dinero ha salvado a su familia tras las pérdidas millonarias que le ocasionó reconocer que había ganado sus Tour de Francia dopado

18 septiembre
Efemérides del 18 de septiembre de 2018: ¿Qué pasó el 18 de septiembre?

Lance Armstrong se salvó de la ruina económica por casualidad. O así al menos lo ha reconocido el exciclista estadounidense, que en una entrevista a la CNBC confesó que una inversión desconocida le ha salvado la vida.

A Armstrong, la figura más mediática y relevante en la historia del ciclismo, la vida le cambió en 2013. Entonces reconoció que para ganar sus siete Tour de Francia había hecho trampas, se había dopado, un rumor que siempre había perseguido al ciclismo y que entonces se hizo realidad. Fue un mazazo para el deporte, un golpe tremendo por la figura que suponía Armstrong.

Desde ese momento el ciclista vivió un declive personal y económico: el Tour de Francia le quitó todas sus victorias, pero además el estadounidense también perdió los grandes contratos publicitarios que tenía y se enfrentó a demandas por su engaño al mundo del deporte.

Sin embargo, Armstrong tuvo un golpe de suerte sin saber qué estaba haciendo. El exciclista invirtió 100.000 dólares en los inicios de UBER, la empresa de alquiler de coches con conductor que suplanta a los taxis. Él, eso dice, no sabía en que invertía el dinero, porque entonces la actividad de aquello en lo que ponía su dinero no estaba definida.

«Salvó a mi familia», contó Lance Armstrong, que explicó que esa inversión desconocida ahora le hace vivir con mayor comodidad y hacer frente a todos sus pagos. Lo que él invirtió por 100.000 euros vale ahora millones de dólares. «No sabía ni lo que era UBER», comentó el estadounidense, que explicó que Chris Sacca, inversor de riesgo, le animó a que invirtiera en aquél proyecto.

«Pensaba que era para comprar acciones de Twitter, pero la mayor inversión fue para un fondo minúsculo, UBER, valorado en unos 3,7 millones. Le di 100.000 dólares. Ahora vale mucho más, demasiado bueno para ser cierto«, afirmó Armstrong sobre su ‘jugada’ de hace unos años. Se calcula que ahora la empresa podría alcanzar el valor de los 120.000 millones de dólares.

«Chris Sacca me dijo que si estaba buscando inversores y que si estaba interesado en poner dinero en un proyecto interesante. Yo sabía que era un tipo inteligente y con buenos contactos», contó Armstrong de la persona que le animó a invertir un dinero que no sabía ni a donde iba, algo que hizo en 2009, mucho antes de que después se destapara todo su engaño.

Lo último en Deportes

Últimas noticias