Europa League: Chelsea – Eintracht

El Chelsea se mete por penaltis en la final de la Europa League y completa el póker inglés

Chelsea
El Chelsea pasa por penaltis y estará en la final de la Europa League. (AFP)
  • Silvia Font

El Chelsea se metió por penaltis en la final de la Europa League y confirmó el pleno inglés. Hazard, autor del gol decisivo en la tanda de penaltis, hizo un partido notable camino de la final, la última que disputará el genial futbolista belga antes de fichar por el Real Madrid. Después de que el Arsenal eliminara al Valencia en la otra semifinal, la clasificación de los blues confirma el póker de los equipos ingleses en las finales europeas.

Tuvo que esperar hasta la prórroga el Chelsea para sellar su clasificación después de que Loftus Cheek adelantara a los locales en el minuto 28 tras jugadón de Hazard y de que Jovic igualara el partido con un golazo en el 49. El serbio, que también es otro de los jugadores pretendidos por el Real Madrid, ayudó a que el Eintracht llevara el partido a la prórroga.

Allí, primero David Luiz y luego Zapacosta evitaron bajo palos que los alemanes hicieran un 1-2 que les habría dado billete y medio para la final de la Europa League. En la segunda parte del tiempo extra fue el Chelsea quien dominó, quizá más fuerte en lo físico que un vaciado Eintracht. Un gol de Azpilicueta tras un centro envenenado de Hazard fue bien anulado por el colegiado porque el central español atropelló al meta Trapp.

Sin embargo, el partido acabó dilucidándose en la lotería de los penaltis. Lanzó el primero el Eintrach. Marcó Haller. Hizo lo propio Barkley para el Chelsea. Jovic, el que quiere el Real Madrid, marcó con mucho suspense porque Kepa llegó a tocarla. Le tocó después a Azpilicueta. Paró Trapp. De Guzmán hizo el 3-1 provisional para el Eintracht. Jorginho hizo el 3-2. Hinteregger tiró al medio y Kepa la paró con los pies. El Chelsea volvía a tener vida. David Luiz logró el 3-3. Kepa volvió a parar el tiro decisivo de Paciencia. Una muy buena mano del portero español. Hazard tenía en sus botas la clasificación del Chelsea. No perdonó. No se puso nervioso. Es un crack. Lo veremos en el Bernabéu el año que viene.

Lo último en Deportes