Venció en tres sets (7-5, 7-6, 6-4)

Berrettini elimina a Carreño y se confirma como el verdugo de los españoles

Pablo Carreño
Pablo Carreño

Pablo Carreño dice adiós al Open de Australia en octavos de final. Igual que le sucediera a su compatriota, amigo y compañero de entrenamientos Carlos Alcaraz, el gijonés no pudo con Matteo Berrettini (7-5, 7-6, 6-4) en un encuentro decidido en tres sets y en el que el italiano estuvo mejor en los momentos clave. Los dos primeros parciales pudieron caer para cualquier lado pero el número 7 del cuadro se mostró más incisivo y ayudado en la potencia de su saque y su derecha marcó la diferencia.

Carreño había asegurado que preguntaría al equipo de Alcaraz, comandado por Juan Carlos Ferrero, por lo visto en el partido de tercera ronda y así vislumbrar los posibles puntos débiles de Berrettini, otro miembro de esa generación intermedia que parece preparada para dar el salto y copar el ranking. El italiano tiene una receta muy concreta: palos y más palos con el saque y con la derecha.

Así las cosas, el primer set se decidió por detalles, los que salieron a la palestra después del 5-5. Carreño había conseguido sobrevivir y sus opciones estaban intactas, pero un juego de dudas al servicio le dio a Berrettini el ansiado break con el que cerrar el primer set a su favor.

El choque estaba equiparado pero la pérdida del primer set afectaría a Pablo en un nuevo momento decisivo, el tie-break del segundo set. Ahí, sabedor de la fortaleza del gigante italiano al servicio, Carreño no estuvo sólido con el suyo, dejando pasar dos puntos al saque que le valieron para perder el segundo set.

Ya en el tercero, el cansancio comenzaba a hacer mella en ambos contendientes, pero la mayor inspiración de Berrettini le dio de nuevo frutos en el juego decisivo, cuando todo apuntaba a decidirse en el tramo clave. El italiano pasa a cuartos, donde se medirá a Monfils, y se confirma como el verdugo del tenis español en el Open de Australia.

Lo último en Deportes

Últimas noticias