El argentino amenaza con irse en 2021

A Bartomeu no le preocupa la posible marcha de Messi

A Bartomeu no le preocupa la posible marcha de Messi

A Josep María Bartomeu no le preocupa la posible salida de Messi. La Cadena SER informó que el argentino habría decidido poner fin a su carrera en el Barcelona cuando finalice su contrato el próximo 30 de junio de 2021 y en la Junta Directiva culé están muy tranquilos ante este suceso. En la cúpula consideran que han hecho todo lo que han podido para evitar su salida en la presente temporada y que el problema de la marcha del ’10’ será del presidente que asuma el cargo el próximo mes de junio.

La posible marcha de Messi es lo que menos preocupa a un Josep María Bartomeu que está en el punto de mira de vestuario y afición. El presidente culé, a pesar de que pasa por su momento más delicado desde que asumió la presidencia, no adelantará elecciones, y no le importa colgarse el triunfo de la renovación de Leo Messi, gran objetivo de esta Junta Directiva desde hace varios meses. Ambos llegaron a un acuerdo de palabra para ampliar su vínculo hasta 2023 pero ahora parece que el argentino, con su padre al mando de las negociaciones, habría paralizado todo.

Ante esta situación, Bartomeu tiene la conciencia tranquila y es consciente de que ha hecho todo lo que ha estado en su mano para que Messi tuviera una situación idílica en el club. Primero evitó que no se marchara gratis este verano acogiéndose a la cláusula liberatoria incluida en su contrato y después llegó a apalabrar una renovación que puede que no se acabe produciendo por la mala relación del mejor jugador de la historia del club con la cúpula de la entidad catalana.

Por ello, Bartomeu no hace caso a la rumorología y tiene claro que la salida de Messi del Barcelona, que supondría todo un cataclismo en el Camp Nou, será problema del presidente que salga ganador de las elecciones que se celebrarán el próximo verano. El ahora máximo mandatario culé tiene claro que el hombre de confianza que proponga para hacerse cargo del club no acabará ganando los comicios y por ello la patata caliente del argentino pasará a otras manos cuando el actual dirigente salga del club.

Guerra fría entre Messi y la directiva

La guerra de Messi con la actual directiva viene de antaño pero en los últimos meses se ha ido acuciando. Al argentino no le han gustado las filtraciones que han señalado a su persona en lo que ha elección de técnicos o jugadores respecta, y a ello hay que sumar el Barçagate en el que Bartomeu pagó a empresas para difamar a jugadores de la plantilla culé e incluso a la mujer del ’10’.

Tampoco hay que olvidar la guerra fría que se vivió en el Barcelona después del anuncio del ERTE del coronavirus y el comunicado de Messi en el que mandó un dardo envenenado a la cúpula culé por, supuestamente, haber puesto en entredicho la responsabilidad de los jugadores. Por todo ello y alguna cosa más, parece que Messi se estaría planteando su continuidad en el Barcelona. Y ante esta tesitura Bartomeu está más que tranquilo. Será problema de otro.

Lo último en Deportes

Últimas noticias