Sócrates: biografía del primer filósofo clásico

Sócrates
Sócrates

Sócrates nació el año 470 a. C. en Atenas, en pleno apogeo de la ciudad en la Antigua Grecia. Hijo de Sofronisco, un cantero y de Fenáreta, una comadrona o mujer que asiste a otras en el parto.  En sus primeros años fue educado en literatura, música y gimnasia y posteriormente comenzó a aprender dialéctica, el arte de la conversación y la discusión, y retórica, el uso del lenguaje y la consturcción del discurso, de los sofistas.

Aprendió el oficio de su padre y trabajó como cantero. Posteriormente, sirvió como hoplita en la guerra del Peloponeso contra Esparta. La política no le atraía y consideraba que aportaba más desde la filosofía. Es considerado como el primer gran filósofo de la historia.

La filosofía de Sócrates

Sócrates
Sócrates cultivó la dialéctica y la mayeútica

Sócrates enseñaba en creer de manera objetiva en la justicia, el amor, la virtud y el conocimiento de uno mismo. Describió el alma como una unión entre inteligencia y carácter que es lo que determina que alguien sea un sabio o un loco, bueno o malvado.

El filosófo buscaba educar e instruir mediante el arte de la dialéctia y la mayeútica, del que fue el verdadero iniciador. Realizaba una pregunta y en base a las cuestiones y respuestas generadas se realizaba una evaluación y el interlocutor era capaz de descubrir sus incroguencias y verdades. Lograr el propio entendimiento. Sócrates adoptaba un carácter ignorante como demuestra la famosa frase "Solo sé que no sé nada".

Se oponía a la ignorancia popular y trataba de hacer ver a las personas que el conocimiento real que poseían y la ignorancia presente en el humano.

Platón, otro de los grandes filósofos de la historia, fue su discípulo y este a su vez, maestro de Aristóteles. Por ello, Sócrates ha tenido una gran influencia en la filosofía occidental como el primero de los grandes pensadores.

Muerte de Sócrates

Sócrates
Fue maestro de Platón, otro de los grandes filósofos de la Antigua Grecia

Uno de los episodios más conocidos e influyentes de su vida fue su muerte.  El filósofo griego se mostró contrario a la religión establecida por Atenas pues afirmaba que no había un dios que consintiese ningún tipo de idea o existencia. Defendía que había una voz interior mística que era la que le guiaba, en lugar de algo divino.

Fue juzgado y condenado a muerte mediante la toma de cicuta por "impiedad pública respecto a los dioses y corrupción de la juventud". El acató la ley y murió, pese a que tuvo la opción de escaparse.

 

 

 

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias