Gran apagón

¿Qué pasó con el gran apagón que amenazaba al mundo?

¿Qué pasó con el gran apagón que amenazaba al mundo?
¿Qué pasó con el gran apagón que amenazaba al mundo?
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El gran apagón que amenazaba al mundo sigue estando en la lista de posibles catástrofes para las que el mundo no está preparado. La electricidad se ha convertido en un bien casi exclusivo que es imprescindible. Se paga cada vez más cara, siendo un elemento fundamental para el funcionamiento de todas las casas. Necesitamos, no solo los dispositivos electrónicos, sino también las cocinas o las calefacciones que funcionan con este elemento. Hace unos meses algunos países empezaban a prepararse para un gran apagón, hoy en día esta posibilidad sigue estando más presente que nunca.

Esto es lo que pasó con el gran apagón que amenazaba al mundo

Muchos países se han empezado a preparar para vivir un invierno duro, con cortes de electricidad en horas punta para garantizar el suministro. Se vienen días complicados que ponen en el horizonte la amenaza del gran apagón que hace unos meses parecía una realidad, se avecinan tiempos difíciles.

El sistema energético español es casi una isla, eso quiere decir que prácticamente vive de la energía que se genera. Esta ausencia de dependencia con el exterior es lo que nos salva de vivir un gran apagón que solo podría producirse ante una gran catástrofe. Los cortes de luz están preparados para que se den durante unas horas.

Se premiará a aquellas empresas que puedan parar máquinas para ahorrar los días puntuales en los que la falta de gas o de determinados tipos de energía ponga en riesgo el suministro. Pero la red eléctrica española tiene sus defectos. En algunas provincias como Tenerife han sufrido los efectos de un gran apagón y pueden dar fe del peligro que se corre ante una falta de abastecimiento de una herramienta fundamental.

España se libra de un fallo en cadena europeo, pero no de un error de su propia red eléctrica. Vivir un invierno en el que el suministro sea especialmente elevado o haya algunas inclemencias meteorológicas que pongan en riesgo la red eléctrica puede ser una realidad. Ya hemos visto la amenaza de un huracán y un ciclo tropical en lo que va de otoño.

Ante un fallo de la propia red nacional, las consecuencias pueden ser terribles. Prepararse para estar unas horas sin luz con alternativas para cocinar o mantener la casa a una temperatura adecuada sin la dependencia de la electricidad puede ser una posibilidad para alejar los efectos de un gran apagón en nuestro país. La red eléctrica ante cualquier problema metrológico debe actuar rápidamente para garantizar el suministro en horas.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias