Tecnología

¿Por qué no debes publicar fotos de entradas en las redes sociales hasta que hayas asistido?

entradas en las redes sociales
No publiques las fotos de entradas en las redes sociales de los eventos hasta que no hayas acudido.

Publicar las fotos de las entradas a eventos en las redes sociales es arriesgado. Conoce los motivos

Las entradas en las redes sociales cada vez se publican más. Cada vez las redes son más importantes y muchas personas acostumbran a publicar fotos de entradas a eventos, tales como conciertos, obras de teatro, eventos deportivos… Aunque a todos nos gusta mostrar la entrada que tenemos, vamos a pedirte que tomes buena nota de lo que te vamos a contar para que tengas precaución.

Nunca debes publicar fotos de entradas hasta que asistas

Un motivo para que te des cuenta de ello y reflexiones, lo tenemos en la historia de Robbie Johnsson, de 28 años y que hace tan solo unos días aprendió de forma cruel una ley no escrita en Internet: No publiques jamás fotos de las entradas a los eventos que vayas en las redes sociales hasta que pasen. Lo que ocurrió fue que Johnson se gastó 650 dólares para un partido que le “robaron”.

El evento en cuestión era un partido de uno de los deportes más famosos en los Estados Unidos, un partido de béisbol de la Game 2 of the World Series de la MLB en el país norteamericano.

Debido a la gran emoción que sentía al conseguir la ansiada entrada, Johnson lo que hizo fue compartir en la red social Instagram una fotografía con el ticket que le costó 650 dólares.

Muy ilusionado esperó al día del partido, donde el joven fue hasta el Fenway Park, donde le prohibieron el acceso al recinto. Por lo visto, la máquina de escaneo no aceptaba su ticket. Después de visitar los servicios en los que se vendían entradas, se le informó que el ticket había sido escaneado solo dos horas antes de que llegara al estadio.

Lo que ocurrió es que alguien vio su publicación en Instagram aquella misma mañana y sacó una copia donde venía la información sobre la entrada del evento que colgó Johnson. En la foto venía el código de barras con el número de entrada único, todo lo necesario para proceder a la creación de un duplicado.

Finalmente, Johnson consiguió acceder al estadio, pero tuvo que pagar otros 450 dólares por una entrada de reemplazo para que pudiera entrar con su hermana.

Así que ya sabes, cuando vayas a asistir a un evento, lo mejor es nunca hacer foto a la entrada y colgarlo en la redes sociales. Cuando acabe el espectáculo, ya sí que podrás colgarla si así lo deseas. Así te evitas desagradables sorpresas.

Últimas noticias