Frutas

Lo hacemos mal: esta es la manera fácil y correcta de pelar un plátano

Lo hacemos mal: esta es la manera fácil y correcta de pelar un plátano
La ciencia habla claro: esto es lo que te puede pasar si eres de los que toma plátano en la merienda
Janire Manzanas
  • Janire Manzanas
  • Graduada en Marketing y experta en Marketing Digital. Redactora en OK Diario. Experta en curiosidades, mascotas, consumo y Lotería de Navidad.

Parece que pelar un plátano no tiene ningún tipo de complicación, pero llevamos haciéndolo mal toda la vida. El plátano, rico en L-triptófano y potasio, regula los trastornos de ánimo al mantener niveles saludables de serotonina en el sistema nervioso central, previniendo así la ansiedad, la depresión y otras afecciones emocionales.

Esta fruta también es una fuente rica en antioxidantes. Un solo plátano tiene alrededor de 880 unidades en el índice de ‘Oxigen Radical Absorbance Capacity’, siendo recomendable para una dieta equilibrada. Además, su consumo es beneficioso para deportistas, ya que ayuda en la recuperación después del ejercicio intenso.

La forma correcta de pelar un plátano

Para proceder con los «cuatro cortes» para pelar un plátano, es crucial tener a mano un cuchillo bien afilado y una tabla de cortar.

Comienza colocando el plátano sobre la tabla de cortar y, con el cuchillo afilado, realiza un corte longitudinal desde la punta hasta el tallo. Este corte debe ser preciso y firme, asegurándote de mantener el plátano estable para evitar accidentes.

Una vez que hayas hecho el primer corte, divide el plátano por la mitad longitudinalmente. Esto creará dos secciones más manejables para el siguiente paso del proceso.

Con las dos mitades del plátano sobre la tabla de cortar, procede a realizar otro corte longitudinal en cada una de ellas. Esto resultará en cuatro partes más pequeñas, cada una aproximadamente del mismo tamaño.

Ahora viene la parte final y más satisfactoria: quitar la cáscara de cada una de las cuatro secciones de plátano. Con cuidado y precisión, pela cada parte, revelando la deliciosa fruta dentro.

Beneficios para la salud

Originario del Sudeste Asiático, el plátano tuvo una presencia temprana en la India, donde era ofrecido a las deidades y considerado un alimento ideal para la salud física y mental. Se cree que fueron los ejércitos de Alejandro Magno quienes introdujeron el plátano en el Mediterráneo alrededor del siglo VII. En Canarias, llegó en el siglo XV desde Guinea, y desde allí los colonizadores españoles lo llevaron a Santo Domingo y Jamaica, extendiendo luego su cultivo por todo el Caribe y Latinoamérica.

El plátano es una alimento especialmente beneficioso para los deportistas debido a sus propiedades. Investigaciones del ‘Journal of Sports Sciences’ han demostrado que consumir dos plátanos al día, uno después del desayuno y otro después de la cena, puede mejorar la fuerza física de las piernas y promover una mejor respuesta metabólica. Además, puede ayudar a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol.

En relación con la salud digestiva, el alto contenido de fibra del plátano lo convierte en un aliado valioso. La fibra es esencial para el buen funcionamiento del sistema digestivo e intestinal, y también se ha relacionado con la reducción del colesterol y la prevención de enfermedades cardiovasculares. Estudios han demostrado que alimentos como el plátano pueden proporcionar alivio en casos de enfermedad inflamatoria intestinal.

En términos de prevención de la diabetes, una dieta rica en frutas, incluyendo el plátano, puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Consumir tres plátanos a la semana puede disminuir este riesgo en un 5%.

Además, el plátano puede contribuir a la salud cardiovascular al ayudar a reducir la presión arterial debido a su alto contenido de potasio y bajo contenido de sodio. Esto puede ayudar a disminuir el riesgo de enfermedades como los accidentes cerebrovasculares. Sin embargo, es crucial tener en cuenta que estos beneficios solo se observan cuando se combinan con otros hábitos de vida saludables.

Finalmente, puede ofrecer protección contra enfermedades neurodegenerativas debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Tanto la fruta como su cáscara contienen componentes que pueden tener un potencial neuroprotector.

Propiedades

El plátano, una fruta sumamente apreciada tanto por su delicioso sabor como por su valor nutricional, es una excelente fuente de energía y una variedad de nutrientes esenciales para el cuerpo humano.

Principalmente, es rico en carbohidratos, que constituyen la principal fuente de energía para el organismo. Estos carbohidratos se encuentran principalmente en forma de almidón, el cual se convierte en azúcar en el cuerpo.

Además, el plátano es una buena fuente de fibra, la cual desempeña un papel crucial en la regulación de la digestión, la reducción del colesterol y el control del peso. La fibra también contribuye a una sensación de saciedad.

En cuanto a los minerales, el plátano es especialmente notable por su contenido de potasio, un mineral esencial para la función muscular y nerviosa, así como para regular la presión arterial. Además, es rico en magnesio, otro mineral importante para la salud ósea, muscular y del sistema nervioso.

En términos de vitaminas, el plátano es una excelente fuente de vitamina B6, que desempeña un papel fundamental en el metabolismo de las proteínas y en el funcionamiento del sistema nervioso. También contiene vitamina C, un antioxidante que ayuda a proteger las células del daño causado por los radicales libres.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias