Limpieza

Las curiosas aplicaciones del vino para la limpieza de la casa

El vino que te sobra puede servirte para desinfectar frutas y verduras, limpiar cristales, la encimera e incluso quitar las propias manchas de vino.

vino para limpieza
Descubre de qué modo puedes usar el vino para la limpieza de la casa

El vino que solemos beber para acompañar la comida, o sencillamente porque nos gusta, puede ser también un elemento de limpieza en el hogar que resultará además del todo sorprendente dadas sus muchas aplicaciones. ¡Descúbrelas a continuación!.

Las curiosas aplicaciones del vino para la limpieza de la casa

Son pocas las personas que se resisten a beber una buena copa de vino tinto o a acompañar alguna receta exquisita con un poco de vino blanco, pero más allá de ser una bebida que si se toma con moderación es incluso buena para la salud, el vino puede servirnos también para desinfectar y para limpiar.

Descubre a continuación, algunas de las aplicaciones que tiene el vino para la limpieza de la casa y que estamos seguros que te van a sorprender.

  • Úsalo como desinfectante natural: Al igual que el bicarbonato de sodio, el vino puede resultar útil para desinfectar frutas y verduras ya que tiene la capacidad de acabar con gérmenes de los alimentos como la salmonella y el E. Coli. Lo único que debes hacer es sumergir la fruta o verdura en un poco de vino diluido con agua, dejas actuar unos minuto, enjuagas y ya puedes comer o cocinar.
  • Úsalo para tratar manchas de grasa y combustible. Son precisamente las que suelen manchar el suelo de la terraza o el jardín. Puedes verter vino blanco sobre las manchas y luego frotar con un cepillo rígido y verás como desaparecerán en unos minutos.
  • Pruébalo como limpiador de ventanas. Prepara una solución con un poco de agua y otro poco de vino y lo echas sobre los cristales con spray rociador. Una vez hayas llenado las ventanas con la solución tan solo tienes que pasar una hoja de periódico y secar bien. El resultado será perfecto ya que vas a conseguir tener unos cristales realmente limpios.
  • ‘Conviértelo’ en vinagre. No tienes que hacer nada en particular. Deje abierta media botella de vino durante un par de semanas. Automáticamente se convertirá en vinagre, que puedes usar para limpiar o también para aderezar ensaladas.
  • Limpiar manchas de vino: Una de las manchas más difíciles de eliminar, la de vino, se puede quitar precisamente con más vino, aunque eso sí, la mancha tiene que ser de vino tinto y para quitarla usaremos vino blanco. Tan solo debes rociar el vino sobre la mancha, frotar, absorber el vino con un paño limpio y luego lavar la prenda o mantel en la lavadora.
  • Limpiar la encimera: Para desinfectar y dejar como nueva la encimera puedes usar también un poco de vino, aunque debe ser blanco ya que no deja residuo y comprobar el tipo de encimera ya que si es de granito es mejor que no uses el remedio ya que te podría quedar manchada para siempre.
  • Recíclalo para hacer salsas. Por último, una idea que no es para la limpieza del hogar pero que nos va a permitir mejorar cualquier receta que hagamos. El vino es de hecho, perfecto para enriquecer platos principales especialmente si están elaborados a base de carnes rojas, pero también por ejemplo guarniciones de champiñones.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias