Café

¿Cómo debe ser el agua para hacer el café perfecto?

agua café perfecto
Descubrimos cómo debe ser el agua para un café perfecto

En la antigüedad se decía que para hacer un buen café se necesitan tres ingredientes: la mano que prepara, una máquina adecuada y la buena mezcla de café. Se olvidaron de un punto esencial: sin el agua adecuada , el resultado nunca será un café excelente. Por ello, os vamos a explicar cómo debe ser el agua para hacer el café perfecto, con las pautas a seguir para elegirla.

El agua perfecta para el café perfecto

El agua utilizada para la preparación afecta el sabor del café. De hecho, el agua no solo es un solvente incoloro, inodoro e insípido para el café, sino que sus características químicas y físicas se mezclan con el café y contribuyen a la calidad final del producto.

Una creencia popular es que para obtener un excelente expreso, el agua a utilizar debe ser más que pura, es decir ultrafiltrada, desionizada, baja en contenido mineral o incluso destilada. En realidad, no es así. No es necesario «hilar tan fino», sino que debemos fijarnos en algo más simple o en algo que nos permita obtener un agua que sea de la calidad que un buen café requiere.

El requisito previo para un buen café

Antes del agua sin embargo y a modo de premisa,  hay que decir que para obtener el mejor café posible hay que utilizar una máquina que sea capaz de garantizar una alta presión (de 9 a 18 bar para la bomba y entre 0,9 y 1,0 la caldera) y una temperatura que oscile entre un mínimo de 88°C a un máximo de 92°C.

Hasta la fecha, de hecho, muchos modelos de cafeteras (no solo las de bar, sino también las de casa que usan cápsulas) tienen una temperatura limitada de 90 °C , para que el café sea capaz de extraer la cantidad justa de oleico y sustancias aromáticas , que son las que permiten la creación de la típica crema.

¿Qué características debe tener el agua para café?

Y ahora, volviendo al agua, tenemos que decir que son tres las características fundamentales que debe tener la mejor agua para preparar un excelente café :

  • No debe haber cloro en el agua y esto no sólo por el sabor, sino también porque los compuestos tienen un poder oxidante que actúa en caliente sobre las grasas y la crema se vería afectada;
  • No debe haber amoníaco , azufre y compuestos ferruginosos ni olores derivados de algas o moho;
  • No es necesario utilizar agua destilada o desmineralizada , ya que el aroma, el sabor y la consistencia están influenciados por la presencia de sales de calcio.

Por otro lado, los mejores cafés se obtienen a partir de aguas medianamente duras, alcalinas y parcial o totalmente libres de sales de magnesio. El calcio es bueno para el café (aunque menos para las máquinas).

Para reproducir en casa un café como el del bar (cuyas máquinas más modernas usan filtros especiales para mejorar el agua), se necesita agua con bastantes sales minerales , pero sin que la percepción del gusto llegue a un resultado amargo.

Obtener el mejor agua para hacer café en casa

Las mejores opciones son dos. Bastaría con utilizar agua del grifo correctamente filtrada, eliminando las impurezas en suspensión, el cloro y reduciendo la presencia de sales minerales de forma controlada. Para que desaparezca el cloro, basta con tener agua del grifo en una botella en la nevera durante un día. Alternativamente, se puede utilizar agua embotellada no carbonatada de bajo contenido mineral con un residuo fijo de no menos de 500 mg/l.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias