Café

Hacer el café de esta manera podría afectarte a la salud: ¡No lo hagas!

Café
Café

El café es una de las bebidas más populares y consumidas en todo el mundo. Son muchas las personas que lo toman a primera hora de la mañana para arrancar el día con energía, aunque la recomendación de los expertos es esperar un par de horas después de levantarse para tomar el primer café. Aunque parezca que todas las formas de hacer café son iguales, lo cierto es que no es así. Un estudio sobre la preparación de esta bebida publicado en la revista ‘Open Heart’ aporta datos muy interesantes.

Preparación del café

Los investigadores quisieron comparar los efectos del café expreso con otras formas de elaboración. Para ello, tomaron como muestra un grupo de 21.083  adultos de 56 años de media residentes en el municipio de Tromsø (Noruega).

En primer lugar, preguntaron a los participantes cuántas tazas de café bebían al día: 1 o 2, de 3 a 5 o 6 o más. También quisieron saber la forma de preparación: cafetera, expreso de máquina,  café filtrado, monodosis, instantáneo u otros.

Para que el estudio fuera lo más completo posible, los investigadores tomaron muestras de sangre a los participantes. También les pesaron y les midieron, y les hicieron un cuestionario acerca de sus hábitos de vida: alimentación, actividad física y consumo de alcohol y tabaco.

En base a toda la información recogida, los investigadores comprobaron que las mujeres tomaban en promedio casi cuatro tazas de café diarias, y los hombres casi cinco. Lo más interesante de todo es que descubrieron que la relación entre el colesterol y el café cambiaba según la forma de elaborar esta bebida.

El consumo de entre tres y cinco tazas de café expreso al día se relacionó de manera relevante con el aumento de los niveles de colesterol en sangre, sobre todo entre los hombres. También se encontró una conexión entre el consumo de seis o más tazas de café de émbolo con unos niveles de colesterol en sangre elevados.  En lo relativo al café instantáneo, el aumento de colesterol se produce por igual en hombres y mujeres.

Los investigadores creen que en los distintos tipos de expreso, como máquinas de café, hay diferentes sustancias químicas que se originan de manera natural. La presencia de cada sustancia varía en función de la variedad de café, el grado de tostado y la elaboración. Entre los compuestos del café que elevan los niveles de colesterol en sangre están el kahweol y el cafestol.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias