Homero, biografía del poeta autor de ‘La Ilíada’ y ‘La Odisea’

Homero, biografía del poeta autor de 'La Ilíada' y 'La Odisea'
Busto de Homero

Homero es una de las figuras más conocidas e influyentes de la Antigua Grecia por sus famosas epopeyas La Ilíada y La Odisea. No obstante, la información sobre su vida es ambigua y no está clara cuál pudo ser verdad y cuál es parte de la leyenda y la invención oral de la época.

Quíos es la ciudad en la que parece que nació según las noticias más antiguas sobre el personaje en el siglo VIII a. C. No obstante, las ciudades griegas Colofón, Cumas, Pilos, Ítaca, Argos, Atenas y Esmirna se disputaron el ser la cuna del escritor.

Las investigaciones más modernas señalan que Homero debió de proceder de Asia Menor, la actual zona de Turquía. También se debate si fue una persona real o creado que se transmitió por tradición oral.

Su legado

Homero, biografía del poeta autor de 'La Ilíada' y 'La Odisea'
El pasaje de Ulises y las sirenas es uno de los más famosos de ‘La Odisea’

Homero es conocido por ser el autor de La Ilíada y La Odisea, dos epopeyas clásicas que han trascendido en la literatura occidental. No obstante, también hay historiadores que han cuestionado si estas obras fueron de su autoría.

En La Ilíada se narran mediante cantos los acontecimientos de la guerra de Troya, así como la historia del mitológico héroe Aquiles y su cólera. La famosa historia del Caballo de Troya procede de aquí.

La Odisea narraba la vuelta a casa del héroe griego Odiseo o Ulises tras la Guerra de Troya y los problemas que encuentra en dicha vuelta. No obstante, Odiseo los supera gracias a su astucia.

Ambas epopeyas son las obras más importantes de la Antigua Grecia  y fueron utilizadas con fines pedagógicos. De ellas se extraían lecciones didácticas.

Estos relatos eran considerados como reales cuando fueron creados y describían algunos de los rasgos y caractéristicas de la sociedad del momento.

Homero describía sociedades militares en las que siervos, esclavos y sacrificios eran comunes y aceptados. Explicaba que había muchos dioses, con cualidades antropomórficas y el destino de los mortales pasaba por ellos.  También describía valores presentes como el honrar a los dioses, el respeto a la mujer, ancianos, mendigos y aquellos suplicantes extranjeros, así como el no deshonrar el cadáver de un enemigo muerto.

 

Comentar

Últimas noticias