El micromecenazgo impulsa el negocio editorial en España

El micromecenazgo impulsa el negocio editorial en España
(Foto: EFE)

El mecenazgo es casi tan antiguo como el propio mundo. El poder político y religioso siempre ha tenido en el arte y la literatura un modo efectivo y sofisticado para establecer la propaganda y asentar su influencia a lo largo de la historia. Tanto es así que la propia palabra "mecenas" es el apellido procedente de Cayo Cilnio Mecenas, un consejero del emperador romano Augusto y gran protector del arte y los artistas que acabó dando nombre a la actividad desde el siglo I antes de Cristo. Una actividad que hoy en día, y tras siete años de crisis económica en España, se ha convertido en un elemento clave para el desarrollo del negocio editorial más allá de las empresas más poderosas del sector.

"No hay lugar para debutantes en los grandes sellos editoriales. Tras la crisis, sólo apuestan por autores consagrados o reediciones de libros de éxito", nos cuenta la escritora Macarena López-Roberts, que presentó el pasado jueves ‘La cara oculta del poliedro’ en el Club Allard de Madrid y que conoce my bien la dinámica de crowdfunding o micromecenazgo, ya que ha sido el modo en que su primera obra ha visto la luz. "Cuando llegas a una gran editorial, lo primero que te proponen es contratar a un agente literario que mueva tu escrito a través del sector. Después, te dicen que pagues al mejor corrector de estilo que puedas permitirte… Un desembolso sin ningún tipo de garantías porque una vez hayas completado el proceso, no te aseguran nada", explica Macarena.

Ante este panorama, López-Roberts decidió dar un paso al frente e hizo de la palabra "auto" el punto de referencia para publicar su novela: autoedición, autogestión, autocorrección… A pesar de no ser una labor fácil, tras casi 20 años de experiencia como consultora y profesional del marketing en algunos de los medios de comunicación más importante del país, contaba con la ventaja de conocer el entorno y decidió publicar la novela por sí misma mediante lo que se denomina como crowdfunding de recompensa, una modalidad en la que el escritor busca apoyos para su iniciativa y ofrece una parte de los beneficios que se pudieran dar en el futuro por la venta de ejemplares.

Macarena López-Roberts, autora de 'La cara oculta del poliedro'.
Macarena López-Roberts, autora de ‘La cara oculta del poliedro’.

Este sistema es el más extendido en España. Según los datos de la Asociación Española de Crowdfunding, el 42% sigue los parámetros de la recompensa. Los proyectos que se financian de esta manera consiguen un apoyo estimado de 4.853 euros en una media de 60 días. ‘La cara oculta del poliedro’, de Macarena López-Roberts, batió todos los registros al conseguir 4.000 euros en tan sólo 36 horas:"Supuso una gran satisfacción. Quería escribir algo que sintiera de verdad y al contar con el apoyo de 50 mecenas, no sólo hacía realidad mi sueño de publicar sino que, también, aseguraba a la editorial que apostara por mí un respaldo de lectores que creían en lo que había escrito y que estaban dispuestos a comprar el libro".

Fue entonces cuando Pentian se cruzó en su camino. Una de las plataformas editoriales basadas en la financiación colectiva y que ha puesto la logística para que la novela llegue a tantos sitios como sea posible. Su director, Chema García, aseguraba durante la puesta de largo de la obra que su objetivo es que "ningún bestseller del futuro se quede sin su oportunidad".

El libro

 

Una oportunidad que le llega a ‘La cara oculta del poliedro’ con una tirada inicial de 2.000 ejemplares. Una historia sugerente que propone un viaje al lector de la mano de su protagonista, Alejandra Terry, publicista de éxito que pertenece a una familia llena de secretos. La trama va desde la España encorsetada de mitad del siglo XX al Brasil emergente y exuberante de hoy en día. Un laberinto histórico y vital donde la protagonista irá ensamblando el puzzle de su vida que queda totalmente desordenado cuando descubre la carta, a modo de testamento, que su madre le ha dejado escrita antes de morir.

"El libro es atractivo porque Alejandra Terry podría ser cualquiera de nosotros, una mujer fuerte pero al mismo tiempo insegura, una profesional sin vida privada, llena de insatisfacciones…", explica con entusiasmo la autora, que ha encontrado en el micromecenazgo un canal de publicación alternativo a las grandes editoriales.

A partir de ahora, y para promocionarlo, Macarena no sólo tendrá que supervisar todo el proceso de distribución, ventas y retorno de beneficios, además, deberá desarrollar una actividad casi tan importante como la redacción de la novela: las redes sociales. Un aspecto esencial para que cualquier libro publicado tenga recorrido más allá de la mera distribución y pueda seguir creciendo. Por ahora, el inicio no ha podido ser mejor:"La cara oculta del poliedro vendió 253 ejemplares el pasado jueves en su presentación, fue increíble", cuenta López-Roberts a Okdiario. Una cifra que, sin duda, presenta un horizonte optimista para una obra que "invita a vivir" y que, tras tanto esfuerzo e insistencia, es un premio en sí misma para la autora.

Tipos de crowdfunding

Como en el caso de Macarena López-Roberts, las nuevas formas de financiar los proyectos que desarrollan autores, artistas, periodistas o científicos no tienen que estar supeditadas a las exigencias de las grandes empresas de cada sector. El crowdfunding es un sistema que se extiende con fuerza a nivel mundial, especialmente en Estados Unidos y Suramérica. En España cada vez tiene más aceptación, actualmente hay 77 plataformas operativas que están reguladas por la Ley de Fomento de Financiación Empresarial.

Como decíamos al principio, el crowdfunding de recompensa es el que más peso tiene aunque existen otros como el de donación, inversión y préstamo. Un sistema que requiere de elementos audiovisuales y buena presencia en redes sociales para consagrar su éxito.

Ahora que parece que la crisis económica comienza a remitir, este modelo de negocio editorial ha venido para quedarse. En el último año, la participación colectiva ha financiado en todo el mundo más de un millón y medio de proyectos culturales, empresariales y sociales. En España, según el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en el último ejercicio se contabilizaron 3.109 editoriales activas, 23 más que en el anterior. Además, la venta de libros creció un 1,9% en 2014 hasta situarse en 90.802 títulos.

Sin duda, los nuevos modelos están ayudando a ese desarrollo. Una manera de entender el negocio editorial del que se benefician debutantes como Macarena López-Roberts que, con su manera de publicar ‘La cara oculta del poliedro’, refresca las estructuras del sector en España. Un ejemplo de que algo está cambiando también en la creación cultural de nuestro país y de que la palabra mecenas, como en el siglo I antes de Cristo, sigue estando muy viva. Esencial para cualquier territorio ya que el nivel de una nación se asienta de manera casi indivisible en su nivel y capacidad para crear contenidos culturales de calidad.

 

Lo último en Cultura

Últimas noticias