El vídeo que enerva a la alcaldesa y aplauden los vecinos: así está la guerra vecinal en Castellón

Ver vídeo

Cientos de vecinos de Castellón, 300 según algunos asistentes y entre 500 y 600 en cifras de los organizadores, acudieron anoche a la cita con la Asociación de Vecinos de Rafalafena, en Castellón, para protestar contra la reforma de una avenida, la de Lidón, que mantiene diametralmente enfrentados a la alcaldesa socialista Amparo Marco, impulsora de la iniciativa, y a esos vecinos, que la rechazan: es la guerra vecinal que actualmente se dilucida en Castellón. La movilización contó con la presencia y participación de los tres partidos de la Oposición municipal: PP, Vox y Ciudadanos, que se han alineado con esos vecinos.

Los lemas de «No a la reforma» y «Alcaldesa dimisión» fueron coreados por los asistentes que se concentraron para exigir que la reforma de la avenida no se lleve a cabo. El asunto es de tal calado que ya ha llegado, incluso, a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, donde esos vecinos tratan de evitar que la reforma se ejecute. La celebración del acto no estuvo clara casi hasta su comienzo. La líder vecinal Vicky Amores, según comentó ella misma, trasladó la petición de la manifestación a la Subdelegación del Gobierno, que la rechazó, por lo que el inicial formato de manifestación tuvo que ser cambiado por el de concentración.

El acto concluyó, precisamente, ante la Subdelegación del Gobierno de Castellón, donde se leyó un manifiesto, en el que los organizadores trasladaron el agradecimiento a los vecinos por el apoyo recibido: «La Democracia en Castellón ha sufrido un golpe institucional sin precedentes. La alcaldesa señora Marco quiere ponernos una mordaza», decía ese comunicado, que sostenía que «esta vez, la alcaldesa ha obtenido la colaboración de la Subdelegación del Gobierno, que considera que no hay urgencia en la convocatoria, cuando se indica que el inicio de las obras es inminente y lo dicen a bombo a plantillo», continuaba el manifiesto en su contenido.

La repercusión de la movilización ha sido muy amplia. Hoy, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón Begoña Carrasco ha emitido un comunicado en el que destacaba que los vecinos habían vuelto a manifestarse «pese a los obstáculos que se le han puesto», en referencia a la prohibición de la citada manifestación, y sostenía que «mientras que la alcaldesa sigue ninguneando a más de 300 castellonenses que ayer volvieron a salir a la calle, éstos anuncian nuevas concentraciones el 10 de febrero».

Lo último en Alicante

Últimas noticias