La guerra vecinal de Castellón se dilucida en la UE: La Comisión de Peticiones revisará la queja

La Subdelegación del Gobierno en Castellón deniega el permiso para la manifestación que preparan los vecinos

Los vecinos mantienen la convocatoria y su presidenta Vicky Amores anuncia que recurrirá la decisión de la Subdelegación

Guerra vecinal en Castellón contra la alcaldesa socialista por la reforma de una avenida

Castellón guerra vecinal UE
Begoña Carrasco y Vicky Amores en una reunión, el pasado martes.

Nuevo capítulo en la guerra vecinal en Castellón contra la alcaldesa socialista Amparo Marco. La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo revisará la queja presentada por esos vecinos contrarios al proyecto de reforma de la Avenida de Lidón. Además, los vecinos han convocado una manifestación contra el citado proyecto para el próximo jueves. La Subdelegación Gobierno, sin embargo,ha denegado el permiso para esa manifestación. Esa negativa va a ser recurrida. Mientras tanto, la presidenta de la Asociación de Vecinos de Rafalafena Vicky Amores ha dicho que ella está dispuesta a hacer la manifestación y que no piensa desconvocarla.

La guerra vecinal en Castellón contra la controvertida reforma de la Avenida de Lidón se recrudece a medida que pasan los días. El 14 de julio del pasado año, los vecinos de Rafalafena trasladaron una queja a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo contra la reforma de la citada Avenida. Hoy, la portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de la capital de La Plana, Begoña Carrasco, ha anunciado que la Comisión de Peticiones Parlamento Europeo volverá revisar la queja de esos vecinos. En la ocasión anterior, según el PP, fue el voto de la eurodiputada socialista Cristina Maestre el que impidió que esa queja vecinal pasase el primer filtro que impone la citada comisión.

Pero, en paralelo, se producía otro hecho no tan positiva para los vecinos. Amores presentó ayer ante la Subdelegación del Gobierno en Castellón una petición para que fuera autorizada una manifestación de esos vecinos contra el proyecto que impulsa la socialista Amparo Marco. En el apartado expositivo, Amores señalaba que se trataba de una petición con carácter de urgencia.

Sin embargo, hoy, su petición ha sido rechazada. Amores ha anunciado hoy que va a recurrir esa decisión, amparándose en que al tratarse de una solicitud urgente, puede ser presentada hasta 24 horas antes de la movilización. Pero ha anunciado, también, que no va a desconvocar la movilización y que se llevará cabo. La amenaza de que en unos días entren las máquinas sigue vigente.

Lo último en Alicante

Últimas noticias