DENUNCIA DEL SINDICATO MÉDICO

Otro agujero en la Sanidad de Puig: sólo hay un psiquiatra en activo en el hospital de Vinaroz

hospital Vinaroz
El presidente del sindicato médico CESM-CV Víctor Pedrera.

Grave situación la que atraviesa la Unidad de Salud Mental del hospital de Vinaroz, en la provincia de Castellón. Según ha denunciado el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana (CESM-CV) el Servicio de Psiquiatría del citado hospital sólo cuenta actualmente con un profesional en activo. Y está exento de guardias. Otro agujero en la Sanidad pública del Gobierno valenciano, que dirige el socialista Ximo Puig. Otros 2 psiquiatras han renunciado al servicio y el resto están ausentes por «diversos motivos legales», según el citado sindicato. El jefe de sección dimitió el pasado día 6 del presente mes de mayo.

La herencia de la ya ex consejera de Sanidad del Gobierno valenciano la también socialista Ana Barceló, que pasa a ocupar la portavocía del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas, amenaza con convertirse en un serio quebradero de cabeza para su sucesor en el cargo Miguel Mínguez. A la ya extrema situación del hospital de la comarca de la Marina Baja, en Alicante, en el ámbito de la pediatría, con sólo 4 profesionales, se ha sumado hoy la de otro centro comarcal, el del hospital de Vinaroz, esta vez en la provincia de Castellón.

En ese hospital, según ha denunciado CESM-CV sólo hay un psiquiatra en activo, que además está liberado de guardias por cuestiones de salud, según explica el sindicato. Por tanto, no hay psiquiatra de guardia. Además, y siempre según la versión del mencionado sindicato, la dirección del hospital, ante esta circunstancia, se ha visto obligada a dirigir las urgencias psiquiátricas al hospital de Castellón.

El sindicato explica también que «con frecuencia» no hay camas en toda la Comunidad Valenciana donde ingresar a los pacientes de ese Departamento de Salud, lo que han planteado tanto a la dirección como a la Consejería de Sanidad sin que hasta el día de hoy se les haya dado solución. Además, sostiene el sindicato que el proyecto de hospital de día está ya dotado de todos los recursos de personal, pero «no existe un espacio físico donde ubicarlo y, por eso, está paralizado», lo que sitúan como ejemplo de una «mala gestión» de la Consejería que hasta ahora dirigía Ana Barceló.

Denuncian, también, que la sección de Psiquiatría Infantil está sin psiquiatra y se trasladó a la localidad de Benicarló hace casi 2 años, lo que para el sindicato ha incrementado «la descoordinación y dispersión» de un servicio sin apenas efectivos. El problema ha alcanzado tal gravedad que, a día de hoy, se ha revocado la exención de guardias de facultativos cercanos a la jubilación para paliar los problemas derivados de la carencia de psiquiatras, según sostienen.

El presidente del CESM-CV Víctor Pedrera deslizó la pasada semana que su sindicato iba a solicitar de modo inmediato una entrevista con el nuevo consejero de la Sanidad valenciana Miguel Mínguez para tratar los diversos problemas que están atravesando los médicos tanto en lo concerniente a la Atención Primaria como a la atención hospitalaria.

El Sindicato achaca la situación actual del hospital de Vinaroz a que no se ocupan las denominadas plazas de difícil cobertura y pone como ejemplo que de las 27 plazas ofertadas por el centro para personal médico sólo han sido cubiertas 4 por bolsa de trabajo o, lo que es lo mismo, una de cada 7. El resto, según el sindicato, han salido como de imposible asignación. Por todo ello, CESM-CV planteará a Miguel Mínguez que se definan las plazas de difícil cobertura y que se incluyan incentivos económicos para cubrir esos puestos.

Lo último en España

Últimas noticias