La Guardia Civil interviene 810 kilos de hachís en un yate que intentó darse a la fuga

Guardia Civil Hachís Alicante
Algunos de los fardos de hachís intervenidos por la Guardia Civil.

Un control rutinario del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, en la costa de Pilar Horadada, desembocó en una persecución de película de más de 30 minutos por aguas del Mediterráneo próximas a las costas alicantinas, y en la captura de un alijo de 27 fardos que contenían un total de 810 kilos de hachís  ocultos en un yate. Los 4 tripulantes del citado yate, 3 españoles y un marroquí, han sido detenidos y puestos a disposición judicial en Orihuela.

El yate, de unos 15 metros de eslora, navegaba en la madrugada del pasado día 17 por aguas de Pilar de la Horadada, al sur de la Provincia de Alicante, procedente de Cabo de Palos. Inicialmente, nada hacía sospechar los acontecimientos que se desencadenaron poco después.La embarcación fue avistada por el Servicio Marítimo Provincial de la Guardia Civil de Alicante. Los agentes decidieron llevar a cabo una comprobación rutinaria de la embarcación y de su tripulación. Y, para avisar, utilizaron señales acústicas y luminosas. Pero fue en ese momento cuando, en lugar de facilitar la labor de los agentes, la tripulación del yate decidió emprender la huida a toda velocidad.

Comenzó una persecución. La pericia de los agentes del Servicio Marítimo, a bordo de la patrullera Río Oja, dio sus frutos.Y tras una media hora, el yate fue interceptado en aguas de Cabo Roig. Durante el seguimiento, los agentes percibieron que la tripulación de la embarcación se desprendía de paquetes de grandes dimensiones: los lanzaban al mar. Una vez detenido el barco, los agentes comprobaron que navegaban en él 4 personas. Los cuatro tripulantes, 3 españoles de edades comprendidas entre los 26 y los 43 años, y un marroquí, de 24 años, han sido detenidos. Todo ello, según ha comunicado la Guardia Civil.

Lo último en Alicante

Últimas noticias