LA MOVILIZACIÓN HA CONGREGADO A MÁS DE 3.000 PERSONAS

El cierre de una planta en el hospital de Onteniente prende la revuelta contra la Sanidad de Puig

Ver vídeo

El cierre de la planta de Medicina Interna del hospital de Onteniente, la capital del Valle de Albaida, al sur de la provincia de Valencia, ha prendido la revuelta cívica contra la Sanidad valenciana, que dirige Miguel Mínguez en el Gobierno que preside el socialista Ximo Puig. Más de 3.000 personas se concentraron en la tarde de ayer en una encendida protesta al grito unánime de «No a los recortes». La manifestación de Onteniente se convirtió en una gran movilización contra la Sanidad de Puig y en ella se leyó un manifiesto apoyado por los 3 grupos municipales: La Valls En Uneix (El Valle nos Une), Partido Popular, a quien apoyó con su presencia en la movilización el portavoz de Sanidad en las Cortes Valencianas José Juan Zaplana, y Compromís.

La población asignada a la que la planta de Medicina Interna del hospital de Onteniente dejará de dar servicio el 1 de julio supera los 56.000 habitantes de 12 poblaciones de una comarca en que la localidad más representativa es Onteniente.

Se da la circunstancia de que su alcalde Jorge Rodríguez  lidera una formación que cuenta con 17 de los 21 concejales, a los que hay que sumar otros 2 ediles del Partido Popular y 2, también, de Compromís. Los 3 partidos son contrarios al cierre de la citada planta. Rodríguez dejó la Diputación de Valencia tras ser investigado en el ‘caso Alquería’. Y dejó también el PSOE de Ximo Puig. Hoy, encabeza un partido hegemónico en el Consistorio de Onteniente.

Pero ayer, no sólo se manifestaba Onteniente, sino que la movilización aglutinó también a personas procedentes de otras localidades de la comarca afectadas por los recortes en la Sanidad valenciana de Ximo Puig hasta completar una multitudinaria concentración humana, como se puede observar en el vídeo que ilustra esta noticia, en el que el grito unánime significa, traducido al español, «No a los recortes». Pero, además, los manifestantes también reivindicaron al interior frente a la apuesta por la Costa de Ximo Puig: «La apuesta por la costa, la salud nos cuesta».

El manifiesto

La manifestación concluyó en la Plaza Mayor, donde se leyó un manifiesto demoledor en el que los congregados mostraban su «disconformidad» en las medidas tomadas por la Consejería de Sanidad, «que incluyen recortes y un perjuicio en la asistencia primaria, ocasionando así una mayor presión asistencial».

Mostraba también el «malestar de miles de valencianas y valencianos, que han visto mermada la calidad del Sistema Sanitario Público valenciano y un empeoramiento en la Atención Primaria y en las listas de espera para especialidades y cirugías». Hacían patente su «solidaridad con todo el personal sanitario que, después de unos años tan duros, se ve sufriendo una falta de previsión injusta». Y, lo más importante, tildaban de «incoherencia» el hecho de que la Consejería de Sanidad, a la vez que invierte 40 millones de euros en el nuevo hospital general de Onteniente, realice recortes en el hospital actual.

Piden que se se «gestione correctamente» la Sanidad Pública valenciana, que se reconsidere el cierre de la planta, que se sigan los ejemplos «exitosos» de otras Comunidades, como Andalucía, presidida por el popular Juanma Moreno, «donde se han alargado los contratos covid hasta finales de año» o Murcia, presidida por el también popular Fernando López Miras, que presentó el plan de refuerzos de verano el pasado mayo, mientras Puig lo hizo hace apenas 3 días.

Por último, reclamaban también que los ayuntamientos y mancomunidades de Játiva-Onteniente «hagan suyas estas reivindicaciones y las eleven» a la Consejería de Sanidad» para «detener esta regresión de la asistencia sanitaria», que sufre la citada comarca.

Las consecuencias

La protesta de Onteniente supone una gran movilización contra la Sanidad Pública valenciana del Gobierno del socialista Ximo Puig, que sigue a otras de gran calado como la de los MIR en Valencia y abre la puerta a otras reivindicaciones de otras localidades y departamentos de salud. Hasta ahora, esas protestas procedían de determinados sectores de la propia Sanidad, pero la movilización de Onteniente supone un antes y un después. Porque además de la propia reivindicación sanitaria, la principal, existe también un germen reivindicativo de las zonas del interior hacia la costa.

 

Lo último en España

Últimas noticias