Aviones

¿Somos más susceptibles a la radiación en un avión?

¿Es mayor la radiación en un avión? ¿Nos afecta más a los humanos? Aquí te aportamos algunos interesantes datos que debes conocer.

Radiación en la tierra y su impacto en el clima

Central nuclear y su radiación

Radiación de los móviles y cáncer

Avión
Avión

En la actualidad, el mundo globalizado obliga a las personas a movilizarse constantemente. La solución más efectiva hasta el momento ha demostrado ser la aviación. Sin embargo, el avance tecnológico impone ciertos riesgos asociados que es necesario conocer para protegerse.

Además del peligro evidente que implica movilizarse por aire, se habla, entre otras cosas, del aumento de la radiación electromagnética. Se ha comprobado que aumenta esa radiación en un avión a medida que el avión sube sobre el nivel del mar. Pero eso no significa que se alcancen niveles peligrosos para la salud humana.

Susceptibilidad a la radiación en un avión

Si bien es cierto que la radiación aumenta después de que el avión despega y gana altura, no necesariamente eso quiere decir que viajar en avión implique un riesgo inminente para nuestra salud. Los niveles de radiación electromagnética deben ser sostenidos en el tiempo para que se produzcan daños en el organismo, como analizaremos a continuación.

La duración de los viajes aéreos es de algunas horas, por lo que no se trataría de una exposición peligrosa a las radiaciones. Incluso se habla de que los bebés y las embarazadas no deberían tomar vuelos, lo cual no está justificado por las comprobaciones científicas.

Quiénes deben preocuparse de la radiación en un avión

Para quienes puede resultar preocupante la radiación a la que se encuentran expuestos en los aviones es el personal de la tripulación. Las personas que se dedican a trabajar en empresas aéreas pasan mucho tiempo de sus vidas sobre un avión. Su exposición reiterada a los niveles de radiación en las alturas podría ocasionar graves daños a su salud.

Despegue avión
Despegue avión

Entre otras cosas, recibir una radiación electromagnética muy alta incide en la capacidad cognitiva, provoca fatiga, disminución de la respuesta del sistema inmunológico. Pero la consecuencia más preocupante es el deterioro sistémico y genético que puede derivar en la formación de células cancerosas.

De todos modos, es de destacar que estos efectos se producen cuando la exposición es muy prolongada. Para tener una mínima idea sobre esto, se puede señalar que una persona expuesta en un avión durante un periodo de un año continuado, recibe una radiación que sigue siendo ínfima. Por lo tanto, se puede concluir que es cierto que la radiación es mayor, pero no sería motivo de evitar tomar un vuelo, al menos por ahora. Sobre este tema hay continuos estudios y seguirán produciéndose novedades.

Hemos repasado algunos mitos y verdades en torno a la radiación electromagnética en los aviones. Si te ha parecido interesante, puedes compartirlo entre tus contactos. Tú… ¿conocías algo sobre la radiación en un avión?

Lo último en Ciencia

Últimas noticias