Un estudio del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación

Descubren que el vino es bueno para la salud dental

vino
Una bebida que basa sus propiedades protectoras en los polifenoles

El vino, la bebida de los dioses, ese caldo exquisito que tanto gusta para acompañar todo tipo de comidas o simplemente para pasar un buen rato con tus amigos. De todos es sabido que beber vino, en pequeñas cantidades, es un bueno para órganos tan importantes como el colón o el corazón debido a los prolifenoles que incorpora, sin embargo, lo que no se conocía es que también es una bebida adecuada para proteger los dientes. Un nuevo estudio publicado en Journal of Agricultural and Food Chemistry afirma que este caldo es beneficioso para la salud dental. Te lo contamos.

El aliado de los dentistas

vino
Un caldo que puede proteger a los dientes del sarro o las caries

Un grupo de investigadores españoles del Instituto de Investigación en Ciencias de la Alimentación han publicado un estudio en el que pueden verse los efectos más ocultos del vino. Se trata de una investigación en la que aseguran que esta bebida tiene propiedades beneficiosas para los dientes. La clave reside en los polifenoles y su acción protectora contra las bacterias en el intestino, y es justo en este aspecto en el que se ha fijado el equipo liderado por M. Victoria Moreno-Arribas para aplicar las mismas cuestiones en la salud dental.

Después de meses de investigaciones, los científicos descubrieron que los polifenoles del vino tenían la capacidad de proteger, útilmente, los dientes y las encías. Se trata de un proceso a nivel molecular que actúa directamente en las bacterias que se adhieren a los dientes y son las causantes de afecciones tales como caries, placa o sarro. Los investigadores descubrieron que los dos polifenoles de la uva (ácidos cafeico y p-cumárico) en aislamiento actuaban de forma más intensa que los extractos de vino totales. Es decir, tenían una mayor capacidad para reducir la acción de las bacterias y una gran capacidad para adherirse a las células. Asimismo, la combinación de estas células con un probiótico oral resultó ser un auténtico acierto con el que los científicos consiguieron resultados aun mejores ¿Te imaginas una pasta de dientes con sabor a vino? Sería el sueño de muchos…

Lo último en Ciencia

Últimas noticias

. . . . . . . . .