Los Mossos clausuran una fiesta en una masía de Tarragona con 130 personas con alcohol y drogas

Los hechos se han producido esta madrugada, en el Catllar, cuando los Mossos se han personado en la casa tras la convocatoria de la fiesta por redes sociales.

El Govern decretó el pasado miércoles el cierre de bares y restaurantes debido al fuerte ascenso de los contagios en Cataluña

mossos-girona
Coche de los Mossos d'Esquadra

En plena segunda oleada del coronavirus en Cataluña, que obligó el pasado miércoles a la Generalitat a clausurar bares y restaurantes por un periodo de quince días, los Mossos de Esquadra han clausurado esta madrugada una fiesta no autorizada que se había organizado en una masía del Catllar (Tarragona). Los organizadores habían hecho la convocatoria de la fiesta para redes sociales y tenían la intención de alargarla hasta el lunes por la mañana. La policía catalana ha denunciado administrativamente a sus responsables.

Los agentes, según ha podido saber este periódico, accedieron a medianoche en el interior del recinto donde se encontraron a un total de 130 asistentes que no llevaban mascarilla ni respetaban ninguna medida sanitaria. En la inspección ocular, al personarse en el lugar, comprobaron que había equipos de música en funcionamiento y parte de la gente se encontraba bailando y consumiendo bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes.

Durante la actuación policial, los asistentes se han enfrentado con los agentes y han dificultado la actuación con un comportamiento hostil y agresivo hacia los Mossos. Alegaban que no querían abandonar el recinto ni acabar la fiesta que, según fuentes conocedoras de la investigación, pretendían hacer durar hasta este próximo lunes. Un total de tres días de fiesta sin control en una casa alejada del núcleo urbano de este municipio tarraconense.

Una vez clausurada la fiesta y desalojado la masía, alrededor de las 3.30 de la madrugada, se ha denunciado administrativamente al organizador y se han intervenido los equipos de música. También se ha levantado un acta por no respetar las restricciones sanitarias y otra acta de intervención de diversas sustancias estupefacientes que los asistentes han tirado al suelo al ver las dotaciones policiales.

Durante la intervención policial también se ha detenido uno de los asistentes, un hombre, de 24 años y de nacionalidad japonesa, como presunto autor de un delito contra la salud pública. Al detenido se le ha intervenido 35 bolsas de una mezcla de cocaína y LSD, 12 dosis de LSD, 53 pastillas de éxtasis, una bolsa con marihuana y 170 euros en efectivo. El hombre pasará en las próximas horas a disposición judicial ante el juzgado de instrucción en funciones de guardia de Tarragona.

75 denunciados en Barcelona

Además de la fiesta organizada en esta casa rural de Tarragona, esta madrugada, los Mossos han sancionado a 75 personas en Barcelona por incumplir las restricciones sanitarias por el coronavirus. Según ha informado la policía catalana, de madrugada, los agentes han detectado un grupo numeroso bebiendo al aire libre en un mirador del distrito de Nou Barris de la ciudad condal. Dado que beber al aire libre ha quedado expresamente prohibido, para evitar la concentración de grupos sociales de no convivientes, los agentes han procedido a denunciar a todos los presentes con multas que podrían llegar a los 601 euros.

Lo último en España

Últimas noticias