Ventajas de comer zanahoria en el embarazo

zanahoria en el embarazo
Ventajas de comer zanahoria en el embarazo

Descúbrelas y apostarás por una gestación saludable

Sin lugar a dudas, cuando se descubre que se está esperando un hijo, es fundamental que la mujer cuide más que nunca su alimentación. Y es que de esa dependerá, en gran medida, su salud y la del bebé que viene en camino. Así, debe apostar por el consumo de frutas, verduras y hortalizas tales como el aguacate o el calabacín. En este caso, en pro de ayudar a todas esas gestantes, vamos a dar a conocer las ventajas de comer zanahoria en el embarazo.

Toma nota.

La zanahoria

Antes de entrar de lleno en los mencionados beneficios, se hace imprescindible conocer un poco más en profundidad a la zanahoria. Así, podemos exponer que se trata de una hortaliza perteneciente a la familia de las umbelíferas.

Se cree que su origen está en Irán y su consumo se remonta muchos siglos atrás. En concreto, ya existe documentación al respecto en el siglo I. Fue introducida en Europa en el periodo comprendido entre los siglos VIII y X y se considera que existen dos tipos fundamentalmente: las zanahorias orientales, que provienen de Asia y que tienen un color púrpura, y las occidentales, que se identifican por su color anaranjado.

Ventajas de comer zanahoria en el embarazo

zanahoria en el embarazo
Muchos son los beneficios de tomarla

Una vez que has podido conocer en algo más de profundidad a la zanahoria, llega el momento de descubrir cuáles son los beneficios que trae consigo su consumo durante el embarazo. En este caso, podemos subrayar algunos como los siguientes:

Reduce las posibilidades de sufrir anemia

Sin lugar a dudas, una de las principales ventajas que trae consigo comer zanahoria cuando se está esperando un hijo es que va a disminuir los riesgos de que sufrir anemia durante esos nueve meses. Eso lo logra porque realiza importantes aportaciones de hierro al organismo. Concretamente es rica en hierro orgánico, que mantiene en los niveles adecuados la hemoglobina y que aumenta la cantidad de glóbulos rojos. Asimismo, hay que tener en cuenta que ese tipo de hierro es mucho más fácil de absorber por parte del cuerpo.

Contribuye al desarrollo del feto

De la misma manera, hay que saber que esta hortaliza es útil para favorecer el crecimiento adecuado del feto. Sí, porque aporta, por ejemplo, interesantes cantidades de yodo que ayudan a eso.

Fortalece los huesos de la madre y del hijo

El hecho de que la zanahoria sea rica en calcio lleva a que la embarazada que la tome pueda ver reforzados y protegidos sus huesos. No obstante, tampoco hay que olvidar que ese nutriente también favorece el crecimiento y desarrollo del sistema óseo del bebé que viene en camino.

Disminuye los riesgos de que se produzca un desprendimiento de placenta

Quizás no lo sepas, pero comer este alimento durante la gestación ayuda a reducir los riesgos de que se pueda producir un desprendimiento de placenta. Lo logra porque aporta al organismo unos interesantes niveles de vitamina A. Esta, del mismo modo, también es útil para favorecer lo que es el desarrollo celular del bebé.

Previene infecciones

En esta lista de beneficios no podíamos pasar por alto que también contribuye a prevenir infecciones tanto en la madre como en su hijo. Si lo consigue es porque es un alimento rico en vitamina A, vitamina C y en betacarotenos.

Otros datos de interés

zanahoria en el embarazo
Zumo de zanahoria

Además de todo lo expuesto, podemos subrayar otra serie de aspectos relevantes sobre el consumo de zanahoria durante la gestación como son estos:

    • Lo ideal es comerla cruda bien directamente o través de, por ejemplo, ensaladas.
    • Se considera que tomar zumos de zanahorias en el embarazo ayudará a reducir las posibilidades de que el bebé al nacer pueda sufrir ictericia. Zumos esos a los que, además, se les puede añadir naranja.
    • También aporta potasio, magnesio y fósforo.
    • Su componente más abundante es el agua, de ahí que ayude a la gestante a tener su peso bajo control.
    • Contribuye a mejorar la salud visual de la madre y a reducir los riesgos de que sufra cataratas o degeneración macular.
    • Hay que tener en cuenta, además, que es una hortaliza que pone su granito de arena para evitar el estreñimiento, que suelen sufrir muchas mujeres durante el embarazo. Y eso es gracias a que lleva a cabo una interesante aportación de lo que es fibra.
    • A la hora de comprarlas hay que fijarse en que no tengan raíces en los laterales, que tengan un color naranja vivo y que se encuentren suaves al ser tocadas.

Últimas noticias