Ventajas de comer kale en el embarazo

comer kale en el embarazo
Ventajas de comer kale en el embarazo

Conócelas y así podrás incluir ese alimento en tu dieta

Numerosos son los alimentos que debe o puede incluir la mujer en su dieta durante la gestación. Nos estamos refiriendo a algunos tales como las espinacas, el aguacate, la naranja, la carne de pollo o pavo…Y a todos esos se puede añadir una verdura que está de moda. Nos estamos refiriendo al kale, que ahora vamos a analizar dándote a conocer cuáles son las ventajas de comer kale en el embarazo.

Sigue leyendo y saldrás de dudas.

¿Qué es el kale?

Lo primero que debes saber es que el kale se trata de uno de los llamados superalimentos. Además, es interesante descubrir que es un vegetal que cuenta con hojas de color verde muy carnosas y que pertenece a la familia de las Brassica oliacea, donde también se incluye, por ejemplo, la coliflor o el brócoli.

En el sur de Europa parece ser que se encuentran los orígenes de este alimento, que se ha popularizado especialmente en Estados Unidos y en Japón. Tan importante es en tierras norteamericanas que incluso esa verdura tiene su propio día.

Ventajas de comer kale en el embarazo

comer kale en el embarazo
Es muy beneficioso para la gestante

Una vez que has podido conocer un poco más a fondo al kale, llega el momento de descubrir qué beneficios trae consigo tomarlo durante el embarazo. Nos estamos refiriendo a los siguientes:

Favorece el estado de los huesos de la madre

Sin lugar a dudas, uno de los principales motivos para comer kale en la gestación es que ayuda a que la mujer que va a ser mamá cuente con un sistema óseo en perfecto estado. Y es que aporta al organismo una gran cantidad de calcio.

Es más, el hecho de que también sea un alimento rico en vitamina K contribuye a que sus huesos gocen de una salud envidiable.

Reduce los riesgos de que la mujer sufra anemia

De la misma manera, hay que saber que si se recomienda incluir este vegetal en la dieta es porque va a ayudar a que la mujer no sufra anemia. Si logra esto es porque aporta una gran cantidad de hierro al cuerpo.

Evita el estreñimiento

Por supuesto, tampoco hay que pasar por alto el hecho de que va a ayudar a que la embarazada no tenga que hacerle frente a los habituales problemas de estreñimiento. Si le es de utilidad en este sentido es porque se trata de un producto rico en fibra.

Mantiene la piel en perfecto estado

Asimismo, no hay que olvidar que también sirve para que la gestante pueda presumir de una piel radiante. En concreto, si garantiza eso es porque el kale realiza al organismo una gran aportación de vitamina A.

Otros datos de interés de comer kale

comer kale en el embarazo
Se puede tomar de múltiples maneras

Aunque los aspectos que te hemos dado a conocer son los más significativos sobre el consumo del kale en el embarazo, no podemos pasar por alto otros tales como los siguientes:

    • De la misma manera, es un alimento rico en vitamina C, que, entre otras cosas, consigue que el cuerpo absorba mejor el hierro y que el sistema inmune se encuentre en las mejores condiciones.
    • Permite tener el colesterol a raya. ¿Por qué? Porque aporta al organismo ácidos grasos omega 3.
    • Facilita la digestión.
    • Es un alimento bajo en calorías por lo que también se considera que es muy útil para tener controlado el peso. Una taza de este vegetal tiene 39 calorías, 0 gramos de grasa y 5 gramos de fibra.
    • Asimismo, entre los últimos estudios llevados a cabo en torno a este alimento, hay que destacar que se ha venido a subrayar que es un estupendo aliado contra el cáncer. Y eso se debe, entre otras cosas, a que es rico en carotenoides y flavonoides.
    • No es recomendable comer kale más de dos veces a la semana.
    • Se puede tomar de múltiples maneras, aunque las formas más frecuentes de tomarlo es en ensalada o bien en forma de batido.
    • No está aconsejado para las personas que tienen el colón irritable, para las que toman anticoagulantes, para los que cuentan con problemas de riñón o para quienes sufren de tiroides. Precisamente por este motivo se aconseja que antes de consumirlo, se consulta al médico para que pueda dar el visto bueno.

Lo último en Bebés