Cuidados del bebé

Trucos para que el bebé duerma toda la noche

Descubre ahora cuáles son los mejores trucos para conseguir que el bebé se duerma durante toda la noche y no se despierte llorando en mitad de la noche.

trucos
Descubre los mejores trucos para que el bebé duerma toda la noche

¿Tienes problemas para que tu bebé duerma durante toda la noche seguida? Es posible que debido a algunos problemas como los cólicos del lactante, el bebé llore de madrugada provocando la desesperación de los padres, pero siempre podemos recurrir a algunos trucos que aunque no lo parezca, resultan realmente eficaces. Veamos cuáles son y con ellos lograrás que el bebé duerma toda la noche.

Trucos para que el bebé duerma toda la noche

trucos

Dependiendo de cada bebé es posible que nos cueste más o menos que duerman por la noche. Es posible que tu hijo tenga un cólico, o tenga hambre, pero también es posible que tengamos establecida una rutina o costumbres que no son los correctos. Veamos entonces qué trucos pueden ser más eficaces.

Cree en el poder de una rutina de sueño

Los estudios demuestran que cuantas más noches a la semana el bebé siga una rutina, mejor será el sueño . Para establecer esta rutina, es posible que un baño nocturno para marcar el final del día sea una buena idea. De hecho, el agua tibia puede causar somnolencia ya que relaja y puede ser perfecto para que el bebé se duerma enseguida.

Ofrece la última toma del día

Antes de que os vayáis a dormir, podéis hacer algo que evitará que el bebé se despierte en mitad de la noche y que consiste en ponerlo a comer, aunque esté dormido, ya sea ofreciéndole el pecho o dándole un biberón.

Te sorprenderá ver cómo el bebé se toma la leche sin poner pegas, incluso estando dormido. Una vez haya acabado, lo vuelves a colocar en la cuna, aunque se haya despertado, y verás como se duerme al instante y lo mejor de todo…durante horas.

Acuesta temprano al bebé

El problema de muchos bebés que no duermen por la noche, es que no tienen una rutina de sueño de muchas horas, que por otro lado, es la recomendable. Puedes pensar que al acostar temprano al bebé este se va a despertar más rato, pero lo cierto es que pasará todo lo contrario ya que se acostumbrará a dormir varias horas seguidas y poco a poco su rutina se irá estableciendo sin problema.

No duermas al bebé en brazos

Muchos son los padres que ponen a dormir al bebé en la cuna pero con este ya dormido. Es decir, que duermen al bebé en brazos o en su cama y una vez dormido, lo pasan a su cuna. Esto provoca que si el bebé se despierta en mitad de la noche, no reconocerá el entorno y necesitará de la ayuda de los padres para volverse a dormir. Por ello es necesario relajar al bebé con un baño y entonces, ponerlo a dormir. Quizás le puedes cantar una nana para que se quede tranquilo, pero procura que se duerma en su cuna desde el principio.

Apuesta por las siestas a lo largo del día

Aunque puede que hayas leído por ahí que es mejor evitar que el bebé haga una siesta para que de este modo llegue más cansado a la noche. Lo cierto es que las siestas son clave para asegurar que el bebé se desarrolle bien y son también uno de los mejores trucos para que descansen durante la noche.

La siesta de media mañana es  mentalmente reparadora para un niño y dicta cómo transcurre todo el día, la segunda que se recomienda, la que se suele hacer por la tarde sirve para coger energías para lo que queda de día. Con ello, el niño llegará bien a la noche y se podrá dormir sin problema de nuevo. Los bebés en realidad necesitan muchas horas de sueño, de modo que si evitamos la siesta para intentar concentrar esas horas, solo lograremos que a lo largo del día se sientan intranquilo y que sea incapaz de reconciliar el sueño por la noche.

Lo último en Bebés

Últimas noticias