Tomar bebidas azucaradas en el embarazo aumenta los riesgos de asma infantil

bebidas azucaradas
Los interesantes resultados del estudio sobre bebidas azucaradas y asma infantil

Cuando una mujer descubre que está esperando un hijo es fundamental que tome conciencia de que tiene que cambiar ciertos hábitos de alimentación. Y es que, de esta manera, podrá conseguir gozar de buena salud y también que su bebé se encuentre en perfecto estado. Así, además de evitar ciertos alimentos, es fundamental que tengan en cuenta lo que acaba de dar a conocer un nuevo estudio. En concreto, este expone que tomar bebidas azucaradas en el embarazo aumenta los riesgos de asma infantil.

Sí, como lo has leído. Sigue leyendo y descubrirás todos los datos.

El estudio

En Estados Unidos y dentro del Proyecto Viva es donde se ha llevado a cabo la investigación que nos ocupa. Nos estamos refiriendo a la que ha tomado por título “Fructosa prenatal y temprano en la vida, bebidas que contienen fructosa y asma en la infancia”.

En la edición online de “Annals of the American Thoracic Society” es donde se ha procedido a publicar dicho estudio. Un trabajo al frente del cual ha estado Sheryl L. Rifas Smith, investigadora en el Instituto de Cuidados de la Salud Pilgrim de Harvard y en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvad.

Pilares fundamentales de la investigación

Un total de 1.068 parejas formadas por madres e hijos son las que se han analizado en este trabajo. Con el mismo lo que se ha pretendido es estudiar a fondo la influencia que la fructosa tiene en el asma infantil. De ahí que se haya analizado tanto la ingesta de la misma por los menores como también si sus progenitoras tomaron o no la citada durante el embarazo.

Para conseguir unos resultados certeros las embarazadas fueron rellenando cuestionarios sobre su consumo de bebidas azucaradas, por ejemplo, después de cada uno de los trimestres de la gestación. Luego hicieron lo propio con respecto a sus hijos cuando estos ya habían llegado a los 3 años, es decir, expusieron el consumo de fructosa que esos tomaban.

bebidas azucaradas
El asma infantil es favorecido por la ingesta de bebidas azucaradas

Principales conclusiones de la nueva investigación sobre bebidas azucaradas y asma infantil

Partiendo de todos los datos que consiguieron reunir a partir de las respuestas de las mujeres, la investigación ha llegado a unas claras conclusiones:

  • Las mujeres que durante el embarazo toman bebidas azucaradas favorecen que sus hijos tengan más posibilidades de sufrir asma infantil. En concreto, aumentan los riesgos de que padezcan esa enfermedad en un 64 % y durante la etapa comprendida entre los 7 y los 9 años.
  • De la misma manera, se vino a determinar que los niños que más consumen esas mismas bebidas durante su infancia también tienen un riesgo de más del 64 % de padecer el asma.

De ahí que la máxima responsable de la investigación haya afirmado que es fundamental que las embarazadas no tomen o no abusen de esos productos durante la gestación para evitar la mencionada patología en niños. Y estos también deben hacer lo propio en su infancia en pro de su salud.

bebidas azucaradas
Motivos para reducir la ingesta de las bebidas azucaradas

Otros estudios sobre las bebidas azucaradas

Además de esta investigación, no hay que pasar por alto que hay otras anteriores que también han venido a dejar patente los riesgos que las citadas bebidas entrañan para los más pequeños. En concreto, entre los principales problemas que pueden traer consigo está el que, en algunos casos, pueden generar la inflamación de los pulmones.

Otros riesgos de las bebidas azucaradas

De la misma manera, en general, siempre se recomienda no abusar de las bebidas azucaradas en ninguna etapa de la vida. No se trata de prohibirlas sino simplemente de limitar su consumo. En este caso, hay que destacar que se aconseja un consumo controlado por los siguientes motivos:

  • Tomar demasiadas bebidas de ese tipo aumenta las posibilidades de sufrir diabetes.
  • De la misma manera, se considera que es necesario reducir su consumo en pro de evitar sufrir obesidad. Así lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha expuesto que los datos que se tienen ahora indican que el aumento de ese citado consumo puede producir en los niños, de modo especial, problemas de obesidad y sobrepeso.
  • Precisamente en relación a la consecuencia anterior hay otra. Se determina que si por la ingesta de esas bebidas los pequeños llegan a tener un peso mayor del recomendado para su edad y características físicas pueden sufrir otras nefastas consecuencias. En concreto, cabe la posibilidad de que padezcan problemas respiratorios, hipertensión, trastornos del sueño, baja autoestima

Síguenos en Facebook y estarás al día de todo lo que acontece en cuanto a nuevos estudios sobre el embarazo y la infancia.

Lo último en Bebés