La técnica del rinoceronte naranja.¿Qué es?

técnica del rinoceronte naranja
Las claves de la técnica del rinoceronte naranja

Todos los padres son perfectamente conscientes de que, en algún momento, han perdido los nervios por la actitud de sus hijos y han elevado la voz para atajar la situación. Sí, han chillado o han gritado con el propósito de acabar con las peleas entre hermanos o con pataletas. Sin embargo, hay que saber que hay un método que tiene como objetivo conseguir que los adultos se mantengan en calma y no lleguen a los gritos. ¿Cuál es? La llamada técnica del rinoceronte naranja.

¿Quieres conocer qué es y en qué consiste? Te lo contamos todo a continuación:

La creadora del método

Una mujer estadounidense que tiene cuatro hijos, con edades comprendidas entre los 2 y los 6 años de edad, es quien ha dado forma al método que nos ocupa. Se trata de una fémina que llegó un momento en su vida en el que se dio cuenta de que, en más de una ocasión, gritaba a sus pequeños cuando había alguna situación que la desbordaba.

Por ese motivo, decidió tomar medidas en el asunto. ¿Qué hizo? Creó el método que nos ocupa con el que tenía un claro objetivo: conseguir no gritar a sus hijos en 365 días. Y lo ha conseguido, es más, lo ha superado con creces.

Una técnica efectiva la que plantea que ha compartido con el mundo, especialmente con los padres y madres, a través de un blog que responde al título de “The Orange Rhino Challenge”.

técnica del rinoceronte naranja
Objetivo: dejar de gritar a los hijos

¿Por qué el rinoceronte naranja?

Posiblemente te estés preguntando, ¿por qué esta técnica se llama del rinoceronte naranja? Muy sencillo, por dos motivos:

  • Primero, la mujer eligió al rinoceronte porque es un animal pacífico y tenaz al mismo tiempo que, sin embargo, se muestra agresivo cuando le “pinchan”.
  • Segundo, escogió el naranja como color identificativo porque es cálido, enérgico y vital al mismo tiempo.

Claves de la técnica

técnica del rinoceronte naranja
Cerrar los ojos y evadirse

Una vez que has podido descubrir algunos de los principales aspectos de la técnica del rinoceronte naranja, llega el momento de que conozcas sus claves. Nos estamos refiriendo, en concreto, a las medidas que se establece que los padres deben llevar a la práctica para evitar chillar a sus hijos. En concreto, entre las más significativas destacan algunas como las siguientes:

  • Cuando se dé una situación crispada con sus pequeños que esté desesperando al adulto, este lo que debe hacer es cerrar los ojos y evadirse. Sí, debe cerrarlos y pensar en un lugar donde encontraría la paz que en ese instante le está haciendo falta. De esta manera, conseguirá mantener la calma en todo momento.
  • Por supuesto, también se establece que ante un momento de conflicto con los más pequeños, el padre o la madre para no perder los nervios tiene que hablarse a sí mismo. Sí, tiene que decirse que son niños, que no puede ponerse a su altura, que es el adulto y debe comportarse como tal.
  • De la misma manera, hay que tener claro que la técnica del rinoceronte naranja viene a establecer que ante una pelea con los hijos el progenitor debe alejarse durante unos segundos del escenario. Sí, debe salir del cuarto, respirar profundamente y relajarse para volver a entrar y encontrar una solución al conflicto.

Otras medidas

técnica del rinoceronte naranja
Escuchar música

Además de las ya indicadas, no podemos pasar por alto que este método que nos ocupa indica otras medidas que los padres deben llevar a cabo para no gritar a los hijos:

    • Una buena manera de evitar chillarles consiste en liberar la tensión acumulada. ¿Cómo? Dando un par de saltos, corriendo por la habitación o incluso bailando.
  • De la misma forma, también se indica que es recomendable que antes de pegar un chillido, intenten evadirse de la situación conflictiva escuchando algo de música.
  • Otra de las medidas a realizar consiste en que el adulto respire profundamente, que luego cierre los ojos y que cuente hasta 100.
  • Asimismo, se viene a indicar que otra acción que puede ayudar de forma notable consiste en que el padre o la madre en lugar de chillar hable a modo de susurros. Esta se considera que es una medida realmente efectiva pero muy difícil de conseguir.

Aplaudir a los hijos hasta que dejen de comportarse de forma inadecuada e intentar controlar la respiración son otras de las medidas que aconseja la técnica del rinoceronte naranja. ¿Te animarás a llevarla a la práctica cuando tus pequeños te saquen de tus casillas?

Lo último en Bebés