Retiran la tutela de sus gemelos a la mujer que dio a luz con 64 años

retiran la tutela de sus gemelos
retiran la tutela de sus gemelos

Unos meses atrás te dábamos a conocer el caso de Mauricia Ibáñez, una burgalesa de 64 años, que se convertía en madre de dos bebés después de someterse a un tratamiento de fecundación in vitro en Estados Unidos. La edad a la que los tenía se convertía en centro de la polémica en la sociedad en general y más aún al saberse que había perdido la custodia de su primera hija, de 6 años. Pues bien, hoy el debate sobre este caso se hace más actual que nunca. ¿Por qué? Porque le retiran la tutela de sus gemelos por parte de la Gerencia de Servicios Sociales de Burgos.

Todos los datos a continuación.

El origen del caso

En febrero de 2017 fue cuando vinieron al mundo los dos hijos pequeños de esta mujer, ex funcionaria, en el Hospital Recoletas de Burgos mediante una cesárea programada. Un niño (Gabriel) y una niña (María de la Cruz) venían así a hacer realidad el sueño de su madre de ampliar la familia.

Sin embargo, no lo había tenido nada fácil poder cumplirlo. Primero, porque había tenido que recurrir a un tratamiento en Estados Unidos y segundo, porque, debido a su edad, se había generado una gran polémica en torno a su figura. Así, nada más se conoció su caso fueron numerosas las críticas que comenzó a recibir y que se incrementaron cuando saltó a los medios de comunicación que ya le habían retirado años atrás la custodia de su hija mayor.

En concreto, parece ser que se la había quitado a la niña, de 6 años de edad ahora, porque los Servicios Sociales habían detectado deficiencias en su cuidado. Circunstancia que ha hecho que, en la actualidad, esa menor esté en Canadá bajo la tutela de un familiar que reside en dicho lugar.

Todo eso propició que se levantaran voces en contra de Mauricia y que incluso desde la citada área social se planteara que no podía encargarse de sus hijos. De ahí que el resultado fuera que nada más nacer los gemelos un juez estableciera que los pequeños estarían con su madre pero que esta tenía que cumplir varios requisitos. En concreto, algunos como los siguientes:

  • Acudir de manera periódica a exámenes médicos de tipo psiquiátrico. Y es que hubo familiares de la protagonista que vinieron a dejar patente que presentaba algún tipo de desequilibrio psicológico.
  • Permitir que los Servicios Sociales llevaran su caso mediante un seguimiento exhaustivo de los cuidados, atenciones y estado en el que se encontraban los bebés.

Problemas con los requisitos

Parece que hace un tiempo que los encargados de certificar el estado de los gemelos dieron cuenta a las autoridades de que algo no se estaba cumpliendo. En concreto, que la adulta tenía que contar con una persona que le ayudará a encargarse de que los niños estuvieran en las mejores condiciones posibles.

Una circunstancia esta que unida a otras, según distintas agencias de noticias, es lo que ha propiciado que hoy Mauricia no esté con sus pequeños.

Le retiran la tutela de sus gemelos

Como hemos mencionado, la Gerencia de Servicios Sociales de Burgos ha tomado la determinación de retirarle la tutela de los gemelos. De ahí que ahora estos se encuentren cuidados por profesionales de la Junta de Castilla y León, a espera de nuevas y firmes decisiones con respecto a los mismos, y próximamente pasarán a una familia de acogida.

¿Y ahora?

Esta medida, como es lógico, no ha gustado en absoluto a la burgalesa de 64 años que tiene claro que está siendo objeto de una “persecución”. Así, lo ha dado a conocer en varias entrevistas. Y es que afirma que si ahora no tenía a nadie que la ayudara es porque había despedido a la mujer que tenía contratada, después de que la pequeña se cayera de la cama. Es más, manifiesta incluso que por esa circunstancia incluso llegó a poner una denuncia.

Su abogado ha expuesto que la madre tiene intención de no quedarse con los brazos cruzados y que va a recurrir la medida. Lo va a hacer porque quiere contar con sus hijos en casa y porque tiene claro que esos no se encontraban bajo ninguna situación de desprotección o desamparo.

Ahora habrá que esperar para ver cómo acaba todo. Y es que parece ser que, en estos casos, existe un periodo de seis meses en el que se procederá a revisar el caso, ver la evolución de la madre por parte de las autoridades y comprobar que cumple con los requisitos establecidos. Si fuera así, se le procedería a devolver la custodia.

¿Qué te parece lo ocurrido? ¿Crees que, como dice la mujer, está siendo objeto de una persecución o simplemente se están tomando las mejores medidas para el bienestar de los niños?

Últimas noticias