Cuidados del bebé

¿Por qué muerde mi bebé y qué puedo hacer para evitarlo?

Descubre cuáles son las claves de que el bebé muerda. Cuáles son los motivos de su comportamiento y sobre todo, qué podemos hacer para evitar esta situación.

muerde bebé
Descubre los motivos por los cuáles muerde el bebé y cómo evitarlo

¿Por qué muerde mi bebé y qué puedo hacer para evitarlo?. Cuando los bebés llegan al año, pueden comenzar a desarrollar el instinto de morder, y aunque en un principio puede hacernos gracia, lo cierto es que es mejor procurar que esa fase oral se limite todo lo que podamos.

Aunque es algo que le sucede a todos los bebés, ya que el instinto en la fase oral les hace intentar «probar» o morder objetos y a las personas, algunos lo hacen con intensidad y constantemente, por lo que debes entender que solo una fase, pero eso sí, procurar evitar que vaya a más ya que no queremos que el bebé se haga daño, se trague algo que no debe o también, con el nacimiento de sus primeros dientes, nos haga daño a nosotros.

¿Por qué muerde mi bebé y qué puedo hacer para evitarlo?

bebé muerde

Entre la edad del primer y segundo año. Los niños aprenden a descubrir el mundo poniéndose cosas en la boca (fase oral) y además por la boca encuentran consuelo. Para algunos niños, sin embargo, morder se convierte en una forma temporal de comunicación. No es nada que hagan con maldad. Los niños pequeños no tienen las habilidades del lenguaje para expresar cómo se sienten, por lo que muerden para crear una sensación, para expresar emoción o para decir que están frustrados, ansiosos o aburridos.

En principio, cuando el niño aprende a expresarse correctamente en palabras, ya no necesita morder. Algunos niños solo muerden en casa porque es un ambiente seguro para expresar emociones. Sin embargo, con mayor frecuencia, esta manifestación ocurre cuando están en un grupo, mientras juegan y especialmente cuando necesitan compartir atención. Según las estimaciones de algunos psicólogos, un niño que asiste a una guardería a tiempo completo durante 225 días al año puede esperar recibir un promedio de siete mordeduras por año.

¿Cómo lidiar con las mordeduras de los bebés?

No existe una clave para evitar las mordeduras de los bebés, y seguramente aunque existiera no podemos dramatizar.

Lo único que tenemos que hacer es intentar explicarle al niño que no lo debe hacer, pero siempre teniendo en cuenta que se trata de una fase pasajera. En primer lugar, es necesario saber cómo actuar en el caso de que el niño haya mordido o haya sido «victima» de un mordisco de un compañero.

Si es el niño quien muerde, es mejor hacerle entender que hace daño y que no está bien lo que hace. En el caso de que el niño haya recibido un mordisco de otro niño, es mejor tranquilizarlo y explicarle que su amigo no ha querido hacerle daño sino que ha sido sin querer.

¿Cómo prevenir las mordeduras del bebé?

Las estrategias de prevención son importantes : debes hacer que el niño comprenda que cuando está enojado puede pedir ayuda de otra manera. Si el bebé tiene mucha energía, trate de no sobreestimular: es menos probable que un bebé tranquilo y descansado use sus dientes.

Por otro lado, le puedes ofrecer a tu bebé un reemplazo, como un juego masticable. Por ejemplo, si notas que saca los dientes cuando un compañero de juegos toca su juguete favorito, alarga el «reemplazo». Podría ayudarle a descargar la ira o dirigirla a otra parte. La mordedura crónica también puede indicar que el niño está pasando por una fase complicada, como el destete, la llegada de un nuevo hermano o que lo hayamos pasado de nuestra cama a la cuna.

Lo último en Bebés

Últimas noticias