Fertilidad

¿Puede el yoga ayudarte a quedar embarazada?

¿Practicar yoga realmente puede ayudar en la concepción? Según algunos estudios esto es posible. Aquí están las 10 posiciones de relajación y meditación para aumentar la fertilidad.

¿Conoces el yoga prenatal?

Los beneficios de practicar yoga durante el embarazo

Cómo hacer yoga durante el embarazo

Yoga en el embarazo: Posturas para el segundo trimestre

yoga embarazo
Descubre de qué modo puede el yoga ayudarte a quedar embarazada

Reconocida como un problema de salud pública en todo el mundo, la infertilidad en la pareja puede adquirir proporciones muy importantes no solo a nivel físico sino también mental y el yoga , en esto, podría ayudar a todas aquellas parejas que deseen tener un hijo. Veamos de qué modo puede el yoga ayudarte a quedarte embarazada y qué posturas o posiciones son las mejores.

Yoga para quedarte embarazada

Pero, ¿realmente puede esta antigua disciplina ayudarte a quedar embarazada ? Según algunos expertos, la probabilidad existe. Veamos cómo.

Son muchos los factores que provocan la infertilidad femenina o masculina, un estilo de vida no regulado, una dieta desequilibrada con una carga excesiva de azúcar y cafeína, el tabaquismo y el sedentarismo son solo algunos de los factores que pueden desencadenar la infertilidad en pareja.

Muchos estudios han encontrado que estos factores, incluidos la edad, el control del peso, el ejercicio, el estrés psicológico, el uso recreativo y de medicamentos recetados, el consumo de alcohol, la exposición ambiental y ocupacional a sustancias químicas, el cuidado preventivo y otros comportamientos son modificables y pueden afectar la fertilidad .

Uno de los comportamientos saludables a adoptar podría ser seguir el yoga. Esta disciplina ayuda a la fertilidad y puede ayudar a obtener mejores resultados durante el tratamiento de fertilidad, ya que la práctica de la meditación aumenta la claridad mental, disminuye la ansiedad y mantiene una química corporal saludable.

Además, el yoga aporta importantes beneficios al funcionamiento del sistema reproductivo . Hay algunas posturas de yoga que se enfocan específicamente en los órganos reproductivos y el área pélvica. Estos ejercicios específicos aumentan la circulación sanguínea y, en consecuencia, mejoran la vitalidad de estos órganos.

Algunas investigaciones han encontrado que practicar meditación y relajación con yoga puede tener efectos positivos, como:

  • modulación del eje gonadal hipotálamo-pituitario;
  • reequilibrio del perfil hormonal;
  • reducción del nivel de estrés;
  • mejora de la calidad de vida general;
  • disminución del nivel de cortisol sérico.

Estudio sobre el yoga cómo ayuda en la concepción

Está muy claro que el estrés daña las posibilidades de una mujer de quedar embarazada y uno de los estudios recientes más grandes jamás desarrollado en los Estados Unidos encontró que practicar yoga durante 6 semanas puede reducir significativamente los niveles de ansiedad.

El estudio , según informó Indianexpress , fue realizado por el Centro de Fertilidad de Illinois y el Centro Médico de la Universidad Rush. El equipo de científicos siguió a un grupo de 103 pacientes que se sometieron a fertilización in vitro durante un período de 6 semanas.

De la muestra, 54 de los participantes fueron invitados a participar en sesiones semanales de yoga estilo Vinyasa de 45 minutos , en comparación con un grupo de control de 49.

Los resultados mostraron que la ansiedad se redujo en un 20 % en el grupo de yoga en comparación con un 2 % en el grupo de control.

10 posturas de yoga para aumentar la fertilidad

Hay varias posiciones de asanas de yoga que se sabe que aumentan las posibilidades de concepción y fertilidad en la mujer para que pueda quedar embarazada. Son estas diez que os explicamos:

  1. Viparita Karani: (colocar las piernas en la pared). Esta posición es utilizada a menudo por mujeres que se preparan para concebir porque es relajante y aporta energía a la pelvis.
  2. Paschimottanasana (de sentarse a inclinarse hacia adelante): estimula los ovarios y el útero. La flexión hacia adelante estira los músculos de la espalda baja, las caderas y los isquiotibiales.
  3. Hastapadasana (de pie inclinarse hacia delante hasta tocar los pies). Estira todos los músculos principales de la espalda al mejorar el suministro de sangre a la región pélvica y al sistema nervioso.
  4. Janu Shirasana (flexión hacia adelante con una sola pierna). Útil durante el embarazo ya que fortalece los músculos de la espalda baja. Cuando se hace correctamente, esta postura es muy relajante y estira eficazmente las pantorrillas y los isquiotibiales, haciéndolos muy flexibles.
  5. Baddha Konasana (posición de mariposa). Mejora la flexibilidad en las regiones de la cadera ya que estira la parte interna de los muslos, los genitales y las rodillas. Ayuda a liberar toxinas y energía negativa del aire de la ingle.
  6. Balasna (posición del niño). Los músculos de las caderas, muslos y tobillos se estiran y fortalecen. Calma el cerebro y ayuda a aliviar el estrés y la fatiga.
  7. Bhramari Pranayama (el aliento de la abeja). Esta posición alivia inmediatamente al cuerpo de la tensión, la ira y la ansiedad.
  8. Postura del puente. Requiere levantar la región pélvica mientras se mantienen firmes los músculos de los glúteos. Cuando el área pélvica se empuja hacia arriba, tanto la energía como el flujo sanguíneo circulan en el útero y los ovarios.
  9. Postura de la cobra. Fortalece los músculos de la espalda y estimula la producción de hormonas en el útero. Todo lo que tienes que hacer es acostarte boca abajo y luego levantar la parte superior del cuerpo colocando el peso en las manos mirando hacia arriba.
  10. Shavasana (postura del cadáver). Induce un sueño yóguico consciente llamado Yoga Nidra . Ayuda a lograr el equilibrio en cuerpo y mente. Muy útil para la fertilidad femenina.

Lo último en Bebés

Últimas noticias