Embarazo

Gripe en el embarazo: cómo tratar y riesgos para el feto

Descubre cuáles son todos los pasos a seguir para poder tratar la gripe en el embarazo, y si existen riesgos para el feto al sufrir esta enfermedad.

gripe en el embarazo
Todas las claves sobre cómo tratar y qué riesgos tiene sufrir la gripe en el embarazo

Durante el invierno, todos podemos enfermar e incluso resfriarnos varias veces, pero en el caso de estar embarazada y sufrir además la gripe, es posible que el hecho de no poder tomar medicamentos convencionales, nos lleve a tener que recurrir a otros remedios. Os ofrecemos a continuación, toda la información sobre la gripe en el embarazo: cómo tratar y cuáles son los riesgos para el feto.

Estar embarazada no te hace inmune a las dolencias. Es más, la mujer embarazada tiene un mayor riesgo de sufrir de resfriados y enfermedades como la gripe, de modo que debe procurar cuidarse bien durante los 9 meses de gestación y en el caso de enfermar saber que riesgos potenciales puede tener el bebé.

Gripe en el embarazo: cómo tratar y riesgos para el feto

gripe en el embarazo

Lo primero que muchas madres se preguntan sobre el hecho de contraer la gripe durante el embarazo, es si esta enfermedad puede afectar o dañar al bebé

Sin embargo, hay otro aspecto que es más importante a tener en cuenta: la fiebre . Cuando la temperatura corporal sube por encima de 38 ° – 38,2 °, el cuerpo se pone en estado de alarma y activa sus defensas. Esto podría conducir a la estimulación de alguna contracción del útero, en casos más complejos o al final de la gestación, incluso podría llevar a que se produjera el parto, de modo que en algunos casos podría provocar un parto prematuro cuando las condiciones de salud de la mujer ya la predisponen a este riesgo.

Por lo tanto, es muy importante controlar la temperatura: en caso de un aumento considerable y algo de dolor anormal, siempre será mejor acudir al ginecólogo cuanto antes.

Gripe durante el embarazo y medicamentos

Cualquier mujer que haya pasado por un embarazo, y de hecho cualquier persona en general, sabe que los medicamentos deben evitarse todo lo posible cuando se está embarazada y especialmente, durante el primer y último trimestre. Sin embargo, también es cierto que en casos como fiebre alta o vómitos intensos y náuseas, la situación debe evaluarse cuidadosamente.

Existen medicamentos que, precisamente por su composición, también pueden ser tomados por mujeres embarazadas y lactantes .

En principio, los medicamentos a base de paracetamol son más que suficientes para aliviar y controlar la salud de la mujer afectada.

Sin embargo, es importante aclarar que cualquier medicamento debe ser estrictamente recetado por un médico después de una cuidadosa visita y evaluación de la situación. Incluso para los medicamentos que no requieren receta médica, siempre es mejor escuchar primero la opinión de su ginecólogo de confianza.

Recomendaciones sobre la gripe durante el embarazo

Durante la gestación debe prestar más atención a su salud, la mujer no es necesariamente más vulnerable, pero ciertamente también es responsable de otra vida: en caso de gripe durante el embarazo, la atención debe estar en la fiebre, los vómitos y las náuseas que tenga la mujer, pero también tendrá que estar en alerta sobre el riesgo de deshidratación. Así que aquí es importante que te esfuerces por beber mucha agua para que tu cuerpo esté siempre bien hidratado.

Otra cosa importante es la nutrición. En los días en que no te sientes bien, lo más probable es que tengas poco apetito, pero dado el enorme trabajo que enfrenta tu cuerpo debido al embarazo y la batalla contra la gripe, es bueno tratar de comer .

Si realmente no puedes prepararte el desayuno, el almuerzo y la cena, será bueno dividir estas tres comidas en comidas más pequeñas para que sea menos pesado comer. Especialmente en estos días, será importante alimentarse sobre todo de frutas, verduras y jugo de naranja, ya que este es rico en vitamina C, una de las vitaminas esenciales para afrontar cualquier resfriado y también como no, la gripe.

En el caso de que junto a la gripe tengas también tos, será bueno poder respirar un poco de vapor a partir del agua que calentemos al fuego, de modo que podamos se abran las vías respiratorias, se derrita la mucosidad y nos sea más fácil eliminarla.

Por último será bueno que descanses todo lo posible y que no fuerces el cuerpo a ningún tipo de estrés ni físico y mucho menos estacional. No te desanimes, piensa que la gripe estacional suele desaparecer al cabo de una semana, con una recuperación total y sin que hayan secuelas o consecuencias ni para la madre y tampoco para el feto.

Lo último en Bebés

Últimas noticias