Verano

Decálogo para que los niños tomen el sol de forma segura

niños tomen sol
Descubre las reglas a seguir para que los niños tomen el sol de forma segura

Las vacaciones de verano para todos los niños y niñas están a la vuelta de la esquina y será un tiempo de libertad, de sol en el mar, en la piscina o en la montaña, y aunque es del todo aconsejable que nuestros hijos tomen el sol y se llenen de vitamina D, lo cierto es que la consigna a seguir es la de proteger la piel del niño , de cualquier edad. Proteger no significa no dejar que el niño se broncee , potenciando su apariencia de buena salud con las mejillas bronceadas, sino evitar las rojeces y quemaduras, signos de la acción dañina de los rayos solares que se acumulan día tras día, año tras año desde la infancia favoreciendo las enfermedades y envejecimiento de la piel. Aquí tienes el decálogo a seguir para que los niños tomen el sol de forma segura.

Decálogo para tomar el sol con los niños

La piel de un niño es suave, sensible, delicada y fácilmente vulnerable, de modo que cuando llega el verano y los ponemos de manga corta es fácil que sufran de rojeces, especialmente cuando hablamos de bebés dado que la protección proporcionada por la melanina no está presente de manera efectiva, por lo que al ser deficiente es más fácil que acaben con quemaduras solares. Además del enrojecimiento, se pueden producir quemaduras solares que causan dolor y son peligrosas dado que pueden causar deshidratación, fiebre , hipotensión, shock, etc.

Por este motivo es importante proteger bien la piel de los niños con una crema que tenga un factor de protección de +50 así como seguir algunas pautas como las que ahora os detallamos, con los diez consejos de la » Skin Cancer Foundation » para proteger la piel del bebé y de los niños al sol

  1. Mantén a los bebés y niños pequeños alejados del sol tanto como sea posible durante el primer año de su vida, una quemadura de sol en un niño pequeño puede ser muy grave.
  2. Consulta la hora . Los rayos del sol son más intensos entre las 10 :00 y las 14:00 horas (11:00 y 15:00 horas durante el verano).
  3. Cubre al niño que sea de alto riesgo es, decir, niños de tez clara, cabello rubio rojizo y ojos claros. Tendrás que cubrirlo con sombrero, camisa de manga larga y pantalón largo. Siempre que sea posible, usa telas de doble capa de tejido tupido. Para los bebés, usa un cochecito con capota, mientras que para un niño mayor, usa un cochecito con sombrilla.
  4. Usa un protector solar . Las sustancias que filtran la luz solar dañina son un elemento importante en el programa de protección. Cuanto mayor sea el factor de protección, mayor será la garantía ofrecida.
  5. Presta atención a las luces reflejadas ; muchas superficies, como arena, hormigón, nieve, pueden reflejar radiación dañina. Incluso sentarse a la sombra o bajo una sombrilla no garantiza protección, lo mismo se aplica a los días nublados, cuando el 80% de la radiación solar llega a la tierra.
  6. Presta especial atención a ciertas altitudes y latitudes . A partir de los 300 metros sobre el nivel del mar, la radiación aumenta en un 4 o 5%, y cuanto más cerca del ecuador, más fuertes son los rayos del sol.
  7. Evita el bronceado artificial, incluidas las camas solares, lámparas, reflectores. La radiación que emiten estas fuentes de luz, tanto ultravioleta A como B, puede ser peligrosa y el lema de que son “más seguras que el sol” es falso.
  8. No mezcles el sol con algunos medicamentos . La fotosensibilidad, caracterizada por erupciones, enrojecimiento y/o hinchazón, puede ser el efecto secundario de algunos medicamentos. Consulte a tu médico o farmacéutico.
  9. Examina la piel de tu bebé o los niños con regularidad, al igual que la tuya. Busca cualquier crecimiento que haya aparecido, manchas que pican, moretones, cambios en los lunares o parches en la piel. El cáncer de piel es extremadamente raro en niños y poco común en adolescentes. Sin embargo, la preocupación y el cuidado de la salud de la piel deben aprenderse desde la infancia.
  10. Se un ejemplo para tu hijo. Los principios descritos aquí deben aplicarse a personas de todas las edades. Utiliza estas sencillas medidas para proteger tu piel y seguro que tu hijo adoptará el hábito de proteger su piel del sol con más facilidad.

Lo último en Bebés

Últimas noticias