Reyes Magos

La razón por la que se les deja carbón a los niños que se portan mal el día de los Reyes Magos

Descubre el motivo por el cual los Reyes Magos dejan carbón a aquellos niños que se han portado mal o han sido traviesos a lo largo del año.

La historia de los Reyes Magos contada a los niños

Historia de los verdaderos Reyes Magos de Oriente

20 regalos de moda que no pueden faltar bajo el árbol esta Navidad (y cuestan menos de lo que parece)

carbón niños
La razón por la que se les deja carbón a los niños que se portan mal el día de los Reyes Magos

Faltan pocas horas para que los Reyes Magos hagan su clásica visita a los hogares de todos 6 de enero. Un buen momento, entonces, para repasar algunas de las llamativas curiosidades que tiene esta celebración, comenzando con la respuesta a por qué se les deja carbón a los niños que se portan mal.

De hecho, ésta es una costumbre extendida en diferentes partes del mundo, pero especialmente entre españoles. Más allá de los regalos, algunos padres tienen el hábito de regañar un poco a sus pequeños con este detalle. Ahora bien, ¿cuál es el origen de esta práctica y qué dicen los historiadores sobre las distintas teorías?

¿Por qué se deja carbón a los niños que se portan mal?

Cada año los niños escriben su carta a los Reyes Magos y aunque suelen recibir todo lo que piden, también se conoce la tradición o la «leyenda» de que los niños que se portan mal durante el año, no reciben juguetes sino carbón. Una tradición que con los años derivó en que también los zapatos o los calcetines de los niños, se llenen con carbón de azúcar la noche de Reyes, pero cuyo origen pocos conocen.

Por un lado, tenemos que echar la vista atrás y al origen de los Reyes Magos para entender el porqué el carbón está presente en esta fiesta. Como ya sabréis, los tres reyes de Oriente: Melchor, Gaspar y Baltasar, llevaron oro, incienso y mirra al niño Jesús cuando nació, y según cuenta la leyenda, esos tres elementos se quemaron dando como resultado el carbón que reciben los niños. 

Según los expertos, todo se relaciona con la leyenda de un personaje aparentemente ficticio, el paje Carbonilla. Parece que este servidor indicaba a los Reyes Magos qué menores se portaban bien y cuáles no lo hacían.

El mito dice que Carbonilla leía las cartas y podía saber cuáles de los pequeños mentían al hablar de su conducta. Cuando detectaba que el comportamiento de algún niño no era tan bueno como éste afirmaba iba con los Reyes que, en lugar de dejarle regalos como recompensa por su proceder, le dejaban un carbón a modo de corrección.

Es por eso que en otras zonas del planeta se repite esta misma usanza pero con la llegada de Papá Noel. Como en el caso de los Reyes, se supone que Carbonilla delata con Santa Claus a los menores que le engañan.

En el País Vasco, la cultura asocia el carbón con la figura del Olentzero, un homólogo de Papá Noel muy popular cuyo oficio es el de carbonero, lo que explica por qué se le responsabiliza del carbón aparecido en las casas.

Lo último en Bebés

Últimas noticias