Ser padres

Qué es lo que más le gusta a los niños

cosas gustan niños
Las cosas que más le gustan a los niños

Si nos hacemos la pregunta ¿Qué es lo que más le gusta a los niños? Puede que pensemos en juguetes, videojuegos y cosas materiales que en definitiva les hacen la vida feliz, pero si vamos más allá pensaremos en esas cosas que realmente le gustan a los niños. Especialmente en lo que respecta a sus relaciones familiares y en concreto con papá y mamá. Por este motivo, vamos a ver a continuación algunas de las cosas que más le gustan a tu hijo de ti y también queremos enumerarte cuáles son las cosas que más te gustan a ti de tus hijos.

Qué es lo que más le gusta a los niños

Los niños se conforman con poco aunque a veces cueste creer lo que afirmamos. Puede que pienses que a tu hijo sólo le gusta que le compremos cosas o que le invitemos por ejemplo al cine o a irnos de vacaciones y aunque esto sea cierto, dado que es algo que en definitiva gusta a todo el mundo, lo cierto es que a tus hijos puede que le apetezca mucho más pasar tiempo contigo o con tu pareja, antes que estar todo el rato delante de una pantalla.

El estilo de vida que llevan muchos adultos hoy en día, hace casi imposible ver a los hijos hasta entrada la noche o ya por la tarde. Por ello, es importante que los momentos que pasemos juntos los aprovechemos al máximo y para ello, saber qué es lo que más le gusta a los niños.

Entre las cosas que podemos enumerar y que sabemos que le encantan a los niños tenemos:

  • Que les arropemos por las noches y les leamos un cuento, o les cantemos una nana. Es algo que gusta mucho a todos los niños y además hace que se sientan protegidos y que se puedan dormir tranquilamente.
  • Que les contemos historias, especialmente de cuando nosotros éramos pequeños. Se las puedes contar por la noche a modo de cuento o también cuando les llevemos al colegio por ejemplo.
  • Que les demos besos y abrazos y les hagamos sentir especiales haciendo cosas juntos o también teniendo conversaciones especiales.
  • Que pasemos tiempo de calidad, especialmente si tienes más de un hijo. Conseguirás que no se sientan tan celosos si dedicas parte de tu tiempo con cada uno de ellos.
  • Que les cocinemos la comida que les gusta.  Debemos procurar que el niño lleve una dieta sana y saludable, pero de vez en cuando será bueno que les demos un capricho cocinando ese plato de arroz que le gusta tanto o la pizza que tanto le encanta.
  • Que hagamos planes de lo que vamos a hacer el fin de semana o de las próximas vacaciones. Les hace pensar en el futuro, tener un objetivo y ganas de hacer cosas.
  • Que juguemos con ellos y en definitiva, que hagamos cosas juntos.

¿Qué es lo que más te gusta de tu hijo?

Al igual que hemos visto que es lo que más le gusta a los niños, te habrás parado a pensar en qué es lo que más te encandila a ti de tu hijo. En el caso de que no lo hayas hecho nunca, es un buen instante para hacerlo.

A continuación, te vamos a dar conocer algunas de las principales cosas que los padres afirman que les encantan de sus pequeños:

Su sonrisa

Sin lugar a dudas, para cualquier padre o madre la mayor felicidad y satisfacción posible se produce cuando ve a su niño reír o esbozar una sonrisa por cualquier cosa. Y es que eso le reconforta, le sirve para darse cuenta de que, por mucho que se presione en el rol de la paternidad, tampoco lo está haciendo tan mal y su pequeño está creciendo con cariño, con alegría y sano. Una sonrisa de este y parece que nada más importa en el mundo.

Su cara de inocencia cuando duerme

¿Cuántos adultos no se han quedado durante minutos y minutos ensimismados mirando a sus hijos mientras duermen? Pues prácticamente todos, ya que es una estampa realmente hermosa verles como están felices, en paz, la inocencia que destilan sus rostros…En ese momento, especialmente si han tenido un día en el que no han parado, es cuando los padres les miran y piensan en cuánto les quieren.

Su alegría cuando jugamos todos juntos

Si su sonrisa encandila al padre o a la madre, ni que decir tiene lo que le hace sentir al adulto cuando ve riendo a carcajadas a su niño y con una alegría que sale por cada poro de su piel cuando toda la familia pasa un tiempo junta jugando. Y es que en ese momento el progenitor se da cuenta de lo sencillo que es hacer feliz a su hijo y de cómo está haciéndole que tenga una infancia llena de bellos recuerdos.

Que necesite mis abrazos y mis besos

Es cierto que hay personas más expresivas y más necesitadas de contacto físico que otras pero a cualquier adulto le encanta que su hijo le reclame besos y abrazos. Y es que en ese justo instante en el que sus pieles entran en contacto ambos se dan cuenta de que tienen lo más valioso del mundo: el amor incondicional del otro, el que llena de felicidad y el que hace que la vida, pase lo que pase, merezca la pena sólo por esos segundos.

Que nos hace olvidar el duro día

La gran mayoría de los padres, por no decir todos, coinciden en subrayar que otra de las cosas que más les gusta de sus hijos es que son los que les ayudan a olvidarse del duro día de trabajo. Y es que cuando, después de una jornada agotadora, abren la puerta de casa y se encuentran la mirada de su pequeño, su sonrisa o incluso su abrazo, todo se borra. Quedan atrás los problemas, el estrés, el agobio…En ese momento se es feliz y se está en paz, todo lo demás no importa.

Que es capaz de sorprender con preguntas que nunca nos hemos hecho a nosotros mismos

De la misma manera, no hay que pasar por alto que también a cualquier padre o madre le encanta y le divierte que su pequeño le sorprenda haciéndole preguntas que nunca jamás se había planteado. Y es que no sólo le hace darse cuenta del interés del pequeño, de su curiosidad o de su desparpajo sino que, además, le da una lección en tanto en cuanto es capaz de cuestionarse cosas que nunca se le habían pasado por la cabeza. Eso sí, no hay que olvidar que, en ocasiones, esas preguntas son un tanto comprometidas y ante esas los adultos se ponen nerviosos o no saben qué responder.

Que me hace ser mejor persona

Los aspectos expuestos hasta el momento sobre qué le gusta a los padres de sus hijos suelen ser generalizados entre los adultos. No obstante, si hay algo en lo que todos coinciden sí o sí es en que les encanta que gracias a sus pequeños son mejores personas.

Sí, ese es un sentimiento que tienen la mayoría de los adultos, pues reconocen que desde que tuvieron por primera vez a su pequeño en brazos han aprendido a no ser egoístas, a primar siempre a los demás, a ser mucho más cariñosos, a preocuparse de los demás y no sólo de sus “ombligos”, a entregarse a sus seres queridos, a darle más importancia y valor a los sentimientos que a los bienes materiales…

En tu caso, ¿qué es lo que más te gusta de tu hijo? ¿Coincides en algunas de las cosas señaladas?

Lo último en Bebés

Últimas noticias