Cuidados del bebé

Cómo vestir a un recién nacido en invierno: 7 consejos para un bebé tranquilo

Elegir las capas y tejidos que sean sensibles con la piel del bebé son algunos de los consejos para vestir a un recién nacido en invierno.

vestir recién nacido invierno
Consejos para vestir a un recién nacido en invierno

Los recién nacidos suelen crear ansiedades y preocupaciones sobre todo en el caso de los padres primerizos. Por ello y ante la llegada de una nueva temporada de frío, queremos ayudaros con la ropa y explicaros de qué modo se tiene que vestir a un recién nacido en invierno, con consejos que servirán para abrigar al bebé y que se sientan feliz.

Cómo vestir a un recién nacido en invierno: 7 consejos para un bebé tranquilo

vestir recién nacido invierno

A base de los cuidados diarios que recibirá el recién nacido, los padres van a ir aprendiendo todo lo que tenga que ver con su alimentación, su salud y su bienestar en general, pero puede que las preocupaciones aumenten cuando llega el invierno o la temporada de frío ya que no sabemos si tal vez hemos abrigado demasiado al bebé, o quizás debería llevar más ropa.

La cuestión de la ropa y cómo vestir al recién nacido en invierno suele ser de hecho, fuente de mil discusiones: hay quienes dicen que hay que taparlos para evitar que se enfríen, y quienes dicen que no debemos arriesgarnos a abrigarlos demasiado porque al ser tan pequeños aún no han desarrollado un sistema de termorregulación adecuado. ¿Cómo debemos entonces vestir a un recién nacido?

Aquí tienes 7 consejos básicos para poner en práctica, para la tranquilidad de padres e hijos a la hora de vestirse de cara al invierno.

  1. Usa ropa de algodón orgánico certificado que es la ideal para pieles delicadas y que además puedes encontrar para todo tipo de prendas de recién nacido, inclusive las de invierno.
  2. Ante la duda de si has abrigado mucho o no al bebé, debes confiar en tu intuición y aprender a comprender si el niño se siente incómodo o no. Basta en fijarse si notas que se mueve mucho, que se queja o que incluso se pone rojo. Si es así, quizás te has pasado poniéndole demasiada ropa.
  3. Para saber si va bien abrigado o no, basta con preguntarnos qué sentimos nosotros. La clave está en vestir al recién nacido  de acuerdo con el calor y el frío que sentimos.
  4. Las capas son clave a la hora de vestir a un recién nacido en invierno. De este modo, si lo vestimos «como una cebolla»; podremos quitarle  algunas prendas durante los cambios de temperatura mientras estemos adentro o afuera.
  5. Elige peleles de felpa suave en contacto con la piel delicada. Esta es una tela más pesada que el algodón pero lo suficientemente delgada para que el bebé se pueda mover sin problema.
  6. En temperaturas frías, es mejor elegir un body, calcetines, pantalones, camisas de manga larga, jerséis con cremallera y finalmente un abrigo o una chaqueta junto a lo necesario para proteger orejas, manos y pies.
  7. Por último, no lo asfixies con ropa, sobre todo si está en el cochecito o carrito, ya que quedaría comprimido y abrigado en un espacio reducido. En este sentido, debes quitarle también el abrigo cuando lo coloques en el cuco para viajar en el coche.  Además, en este segundo caso, la ropa demasiado voluminosa impedirá que los cinturones se adhieran bien al cuerpo del niño,de modo que puede llegar a ser un peligro.

Lo último en Bebés

Últimas noticias