Cuidados del bebé

Cómo reconocer los tipos de llanto del bebé

Descubre cuáles son los tipos de llanto del bebé. Aprende cómo los puedes identificar y diferenciar en función de si es por hambre, dolor, soledad o porqué está sucio.

llanto del bebé
Descubre de qué modo puedes reconocer el llanto del bebé para cada situación

Los bebés, y en especial los recién nacidos tan solo tienen el llanto como herramienta para expresar sus emociones y comunicarse, de modo que los padres deben desarrollar una especie de instinto que les permita identificar cada tipo de llanto. Algo que podemos aprender a base de experiencia y también con las pautas que ahora os ofrecemos, para saber cómo reconocer los tipos de llanto del bebé.

Una madre pronto aprende a escuchar a su hijo, y de la misma manera lo aprenderá el padre, pero al principio no es fácil interpretar cada uno de los llantos que emite el bebé si bien algunos tendrán una gran intensidad, mientras que otros serán más cortos o pausados. ¿Cómo podemos saber entonces qué tipo de llanto es el que debe alertarnos?.

Cómo reconocer los tipos de llanto del bebé

llanto bebe

Obviamente, cada bebé es diferente y, por lo tanto, también cada uno llorará de manera distinta a los demás. De hecho, los padres acaban siendo capaces de distinguir el llanto del bebé hasta el punto de saber si es el suyo el que llora entre varios bebés que se encuentren llorando (por ejemplo al dejarlos o recogerlos en la guardería). Al margen de esto, para identificar el porqué de cada llanto de nuestro bebé podemos clasificar una gama de sonidos que nos permiten reconocer la necesidad de inmediato y, por lo tanto, intervenir rápidamente.

Los gritos de los recién nacidos difieren en intensidad, volumen, intermitencia. El llanto característico o el que primero se identifica, es el llanto inconsolable del hambre. En este caso, nada impedirá que tu bebé continúa llorando desesperado en el caso de que no reciba lo que reclama. A veces, el bebé llora antes de la hora programada para comer, de modo que si llevamos un control de cuando le toca comer al bebé, podemos entender que el llanto que se produce cercano a la hora de amamantar es el que se identifica con el hambre.

Luego tenemos el llanto que tiene que ver con el dolor y que además suele estar acompañados de gritos. Debemos entonces fijarnos en esos gritos, ya que estos serán agudos y repentinos, así que trata de masajear la barriga, si bien muy a menudo, los dolores se deben a los temidos cólicos del lactante.

Pero el hambre y el dolor no son la única razón para la desesperación y el llanto del bebé. Si tu bebé se siente sucio, llorará para pedirle que lo cambies y mientras usted lo cambia, probablemente continuará llorando porque siente frío . No te pongas nervioso, llorar es una forma en que el bebé se calienta, los niños tienen recursos inesperados. En ambos casos, sin embargo, el llanto será menos desesperado que el que se produce cuando es debido al hambre.

Luego está el llanto que el bebé emite cuando se siente solo. Tu hijo te está llamando porque quiere sentirse mimado , así que tómalo en tus brazos y dale tu amor, se calmará de inmediato. Este llanto será mucho más pausado e incluso es posible que no sea seguido.

Finalmente recuerda que durante nueve meses ha permanecido protegido en su vientre. Los ruidos, las luces y las situaciones caóticas pueden cansarlo, ponerlo nervioso y provocar lágrimas. El afecto de la madre será la mejor cura en este y otros casos.

Lo último en Bebés

Últimas noticias