Embarazo

¿Cómo se manifiesta la anemia durante el embarazo?

anemia embarazo
Descubre los síntomas y cómo tratar la anemia durante el embarazo

La anemia es una condición médica que ocurre cuando no hay suficientes glóbulos rojos sanos para transportar oxígeno a los tejidos. Y si los tejidos no reciben suficiente oxígeno, los órganos y sus funciones sufren. Es especialmente preocupante durante el embarazo porque está asociado con el bajo peso al nacer, el parto prematuro y la mortalidad materna. Conozcamos entonces cómo se manifiesta la anemia durante el embarazo, y cómo tratarla.

¿Cómo se manifiesta la anemia durante el embarazo?

La anemia en el embarazo es una condición bastante común que afecta aproximadamente al 40% de las mujeres embarazadas. Es una respuesta del cuerpo de la mujer, fatigado por la gestación y los cambios que trae consigo. Entre los cambios está el volumen , o el aumento en el volumen de sangre circulante, que ya no debe satisfacer solo las necesidades del cuerpo femenino sino también las del feto en desarrollo. Las solicitudes de hierro y otros micronutrientes necesarios para la síntesis de hemoglobina y eritrocitos son mayores .

A esto hay que sumarle un segundo proceso, siempre fisiológico, conocido como hemodilución : mes a mes la concentración sanguínea de glóbulos rojos disminuye. Este cuadro puede provocar anemia durante el embarazo, que se diagnostica cuando la concentración de hemoglobina cae por debajo de 10 g / dl.

Esta condición no debe subestimarse, porque si es cierto que está bastante extendida, también es cierto que puede tener graves consecuencias para el feto . La falta de hierro y hemoglobina puede provocar dificultades en la oxigenación del feto, puede complicar el parto, exponiendo a la madre al riesgo de infecciones o la necesidad de una transfusión de sangre. Y, sobre todo, aumenta las posibilidades de nacimiento prematuro y defectos de nacimiento, especialmente en la columna o el cerebro (defectos del tubo neural).

Síntomas

Los síntomas de la anemia durante el embarazo son comunes a todas las formas de anemia, pero son mucho más complejos de manejar porque se combinan con los trastornos del embarazo. Por lo tanto, podrías sufrir de:

  • Cansancio
  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Debilidad
  • Piel, labios y uñas pálidos
  • Temperatura corporal baja
  • Dificultad para respirar
  • Taquicardia
  • Dificultad para concentrarse
  • Irritabilidad

Las causas

Las causas de la anemia en el embarazo pueden ser de diferentes tipos. Como se explicó al principio, hay un componente fisiológico: la mujer necesita más sangre y hierro para satisfacer el crecimiento del bebé. Sin embargo, también existen otros problemas que pueden incrementar el riesgo de anemia (considera que hay 400 tipos diferentes). ¿Cuáles son?

  • Anemia por deficiencia de folato: El ácido fólico es una vitamina soluble en agua que puede ayudar a prevenir defectos del tubo neural durante el embarazo. Una dieta que carece de ácido fólico puede reducir la cantidad de glóbulos rojos en el cuerpo, lo que resulta en anemia.
  • Anemia por deficiencia de vitamina B12: La vitamina B-12 es una vitamina que el cuerpo necesita para la producción de glóbulos rojos. Puede suceder que el cuerpo no pueda almacenar suficiente B12 de la dieta.
  • La anemia por deficiencia de hierro: Es la forma más común de anemia durante el embarazo, de hecho afecta entre el 15% y el 25% de las gestaciones con anemia. El hierro es un mineral que se encuentra en los glóbulos rojos y se usa para transportar oxígeno desde los pulmones al resto del cuerpo, así como para ayudar a sus músculos a almacenar y usar oxígeno. Cuando se produce muy poco, el cuerpo puede fatigarse y ser más vulnerable a las infecciones.

Cuando preocuparse

Tu médico debe decidir cuándo preocuparse . Seguramente si sientes una fuerte sensación de cansancio, mareos o tu corazón late rápido, debes comunicárselo al ginecólogo, quien comprobará la situación con un simple análisis de sangre. Luego están los factores de riesgo que deben sonar como una campana de alarma. ¿Cuáles son ellos?

  • Embarazo múltiple o gemelar
  • Embarazos cercanos (dos concepciones menos de 18 meses).
  • Vómitos y náuseas matutinas
  • Adolescente embarazada
  • No comer suficientes alimentos ricos en hierro
  • Tener anemia antes de quedar embarazada

El diagnostico

El diagnóstico de anemia en el embarazo , por supuesto, se basa en los síntomas clínicos, que deberáS informar al médico, y en la confirmación de las pruebas de laboratorio. ¿Qué pruebas te harán ? Un hemograma completo es definitivamente lo ideal para comenzar. También puede ser necesaria la electroforesis de hemoglobina, niveles séricos de B12 y folato.

Además, tu médico puede comenzar con una terapia preventiva del embarazo temprano. ¿Cuando sucede? Considera que en una persona adulta, sana y no embarazada, hablamos de anemia cuando la hemoglobina está por debajo de 12 g / dl. Si al inicio del embarazo tu valor ya es de 11,5 g / dl, es obvio que el riesgo es alto. El ginecólogo puede recetar profilaxis.

El tratamiento

El tratamiento de la anemia en el embarazo depende mucho de la causa y los valores de las pruebas. Por tanto, puede ser necesario complementar con hierro, ácido fólico o vitamina B12 , además de las vitaminas prenatales, que deben tomarse durante el primer trimestre de gestación. Además, se le puede pedir que modifiques tu dieta, especialmente si eres vegana o vegetariana, introduciendo mayores cantidades de carne, huevos o productos lácteos.

Como se previene

La anemia en el embarazo se previene principalmente prestando atención a la dieta. Consume comidas balanceadas y enfócate en alimentos ricos en hierro y ácido fólico, como carnes rojas magras, aves y pescado, vegetales de hojas verde oscuro (como espinacas, brócoli y col rizada), granos enriquecidos con hierro, frijoles, lentejas y tofu,  nueces, semillas y huevos. Los alimentos ricos en vitamina C también son importantes, porque esta sustancia favorece la absorción de hierro. Así que llénate de cítricos, fresas, kiwis, tomates y pimientos.

Y luego debes seguir las instrucciones del médico para tomar un complejo vitamínico prenatal que contenga una cantidad suficiente de hierro y ácido fólico. Las vegetarianas y veganas deben hablar con su médico para planificar una suplementación adecuada desde antes de la concepción.

Lo último en Bebés

Últimas noticias