Verano

Los accidentes infantiles más frecuentes en verano

Caídas en el agua, o en el parque, así como clavarse algo en la playa suelen ser los accidentes infantiles más frecuentes en verano.

accidentes infantiles en verano
Todos los accidentes que los niños pueden sufrir en verano

Los niños, que en verano se pasan todo el tiempo corriendo, saltando, jugando o tirándose al agua, son más propensos de alguna manera, a hacerse daño durante las vacaciones, de modo que hacemos un repaso ahora los accidentes infantiles que son más frecuentes en esta época y cómo podemos evitarlos.

Los accidentes infantiles más frecuentes en verano

accidentes infantiles en verano

A pesar de que las lesiones de los niños son frecuentes en verano, eso no significa que debas prohibirles que se diviertan. Además, no debes olvidar que si vas a un lugar que no conocen, querrán explorar todo y caminar en lugares que pueden ser peligrosos, así que hasta cierto punto puede que sea algo fácil hacerse daño o sufrir un pequeño accidente.

Pero ¿cuáles son los accidentes infantiles más frecuentes en verano? Os los enumeramos a continuación:

  • Caerse en la piscina. Si tienes una piscina en casa o vas a irte de vacaciones a un lugar donde haya una, debes tener mucho cuidado de que el niño no pase muy cerca del borde. Las caídas son muy comunes y pueden ser fatales si no las sacamos a tiempo. Procura además que los niños se acerquen a la piscina solo si saben nadar y al utilizarla, que estén vigilados constantemente por un adulto.
  • Caerse con la bicicleta. Cuando hace calor, está bien ir al parque o andar en bicicleta por la ciudad o por un entorno natural. Pero si no tienen mucha experiencia, es posible que los niños necesiten tiempo para aprender cómo hacerlo, y mientras aprenden, se caen, pierden el equilibrio o se topan con personas, árboles o cosas en la calle. Debemos procurar que los pequeños se tomen con calma lo de aprender o montar en bicicleta y que además siempre vayan protegidos con su casco y también, rodilleras y coderas, además de estar siempre vigilados por un adulto.
  • Cortes en la playa. Entre los accidentes frecuentes de niños en el verano no podemos olvidar los que ocurren en la playa. Por ejemplo, cuando el niño camina descalzo sobre el mar y se corta con algo enterrado en la arena; Estas amenazas pueden variar desde un pedazo de basura hasta un cangrejo. Debemos inculcarles que se fijen bien en lo que pisan o si son pequeños, llevarlos en brazos hasta llegar al punto donde colocaremos las toallas y la sombrilla.
  • Picaduras de medusas. También en la playa, es posible que suframos la picadura de una medusa. En caso de que así sea, será bueno limpiar bien la zona de la picadura con agua y avisar a los servicios médicos en la playa.
  • Caerse en el mar: Si los niños están encima de una colchoneta en el mar, es posible que venga una ola y les tumbe, con el consecuente susto que se van a llevar y el riesgo de ahogamiento que eso supone. Procuremos que las colchonetas de playa sean la adecuada para el tamaño o edad del niño o niña y que además, la usen solo cuando el mar está en calma y además bajo nuestra supervivencia.
  • Ingestión de productos tóxicos. En casa, será importante mantener los productos de limpieza en un lugar al que los niños no pueden acceder, pero cuando estemos de vacaciones a veces nos encontramos con un alojamiento que no tiene esto en cuenta. Ten mucho cuidado.

Lo último en Bebés

Últimas noticias