dictadura lingüística

Los independentistas presionan a Armengol para que exija el catalán a todos los interinos

Rechazan la moratoria de dos años aprobada por el Govern para obtener la titulación en los concursos para estabilizar plazas

Afectaría a miles de empleados que entraron antes de 2015 cuando el catalán era mérito y no requisito como impuso Armengol

Exigen la convocatoria de pruebas extraordinarias para poder acreditar la titulación antes de quedar como funcionarios

Armengol sucumbe ante las presiones de los independentistas y elimina el español como lengua vehicular

Armengol catalán OCB
La presidenta del Govern, Francina Armengol, con el ex presidente de la OCB, Jaume Mateu.

Los independentistas de la Obra Cultural Balear (OCB), entidad hermanada con los secesionistas catalanes de Òmnium, y de Més per Mallorca presionan a la presidenta del Govern balear, la socialista Francina Armengol, para que en los inminentes procesos de estabilización de personal interino exija antes de las pruebas y concursos los niveles pertinentes de catalán a todos los aspirantes a funcionarios que no puedan acreditarlo.

Estos son, básicamente, los que entraron en la administración balear antes de 2015, cuando el título de catalán no era un requisito sino mérito y no se les conceda dos años de moratoria como propone el Ejecutivo balear.

Para ello, la OCB ha exigido la convocatoria con carácter extraordinario del Consejo Social de la Lengua Catalana, con un punto único en el orden del día: la exención del requisito de catalán en los próximos procesos de estabilización de interinos.

La entidad considera que esta exención para acceder a la Función Pública supone «dar pasos atrás en el proceso de normalización lingüística, en los usos lingüísticos administrativos e institucionales y, por tanto, en el derecho de los ciudadanos de las Islas Baleares de utilizar la lengua catalana en sus comunicaciones con las administraciones públicas».

En caso de que Armengol ceda a las presiones de la entidad independentista, apoyada por sus socios de gobierno de Més, serían miles los empleados públicos de Baleares que verían amenazado su puesto de trabajo, ya que tendrían que acreditar que cuentan con el nivel de catalán requerido para lograr la plaza que ocupan antes de poder optar a la misma.

Y es que para el colectivo secesionista, la moratoria de dos años a posteriori para obtener el título de catalán requerido, tal y como propone el Govern, «no es una buena solución ya que la remoción de plazas es difícil que se produjera, llegado el caso».

La entidad mantiene que de acuerdo con los plazos previstos para los procesos selectivos, convocatoria antes del 31 de diciembre de 2022 y finalización antes del 31 de diciembre de 2024, es «perfectamente factible mantener el requisito de catalán de entrada y dar facilidades, a través de la realización de pruebas extraordinarias o pruebas previas, para poder acreditarlo antes de acceder a la función pública».

Algo en lo que también están de acuerdo los independentistas de Més, pero no así los afectados, si nos atenemos al hecho de que en las últimas convocatorias más de la mitad de aspirantes a los niveles medios de certificados en catalán suspendieron. En la última convocatoria, en concreto, de 5.299 inscritos a los cuatro niveles de titulación suspendieron 2.704 y en los tres certificados de mayor exigencia, sólo aprobó uno de cada tres.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias