baleares dictadura lingüística

El conseller socialista de Educación le pasa la pelota del ‘caso Canet’ de Mallorca a Inspección

Caso Canet Mallorca
La presidenta del Govern, Francina Armengol y el conseller socialista de Educación, Martí March.

El conseller socialista de Educación en Baleares, Martí March, le pasa la pelota del caso Canet de Mallorca a Inspección Educativa para que el inspector que tiene asignado el instituto de Son Servera investigue lo sucedido, después de que un profesor de catalán se jactara en redes sociales de ignorar a un alumno que se dirigió a él en castellano en los pasillos del centro escolar público de esta localidad mallorquina.

Fuentes oficiales de la Conselleria explicaron que se aplicará el protocolo habitual en estos casos, «como hemos hecho siempre», si bien hasta la fecha no se había hecho público un caso similar de discriminación lingüística en las aulas de Baleares. Unos centros de enseñanza públicos y concertados, donde el catalán es la lengua única impuesta para la docencia desde el aterrizaje en el Govern balear de la presidenta socialista Francina Armengol, coaligada con sus socios independentistas de Més y Podemos.

«El inspector del centro recogerá información sobre los hechos y en caso de que sea necesario, establecerá el procedimiento a seguir», se limitaron a indicar desde la Conselleria de Martí March.

Pero la gravedad de los hechos no admite duda, si tenemos en cuenta que M. V. S. profesor del centro, publicó en su perfil de Twitter, cuyo acceso después bloqueó al público en general, un texto en el que vejaba a un estudiante de secundaria: «En el pasillo, un alumno me dijo alguna cosa en castellano y yo le ignoré. El de al lado enseguida le dijo: ¿No ves que no te entiende, que solo habla catalán? Hacer teatro se me da bien, pero no sirve de nada si solo actúo yo», escribía este docente, natural de Ripoll, instando al resto del profesorado a actuar como él.

El caso recuerda al del niño acosado en Canet de Mar (Cataluña) por una jauría separatista por hablar español. En este caso ha sido en Mallorca, donde se ha producido este episodio flagrante de discriminación a un alumno por razones de lengua, pese a usar el joven en cuestión una de las dos lenguas oficiales de la comunidad autónoma, además de un evidente abuso de autoridad.

Más allá de la reacción de la Conselleria de Educación, que se remite a aplicar el protocolo habitual en estos casos, siempre que se habla de un tema que atañe a la lengua, la reacción del conseller March ha sido la de mirar para otro lado, contando, además, siempre con el respaldo de los principales sindicatos docentes.

No obstante, dos de las principales formaciones de la oposición en el Parlament balear, PP y Vox, ya han exigido al conseller March que investigue y actúe en el caso Canet de Mallorca, y han registrado diversas preguntas sobre el particular en la Cámara balear exigiendo aclarar los hechos protagonizados por este profesor del IES de Son Servera.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias