La impunidad de los ilegales: en libertad el marroquí detenido en Granada con orden de expulsión del país

Un padre y su hijo roban y atropellan en Málaga al vendedor de un móvil
Agentes de la Policía Nacional junto a un coche patrulla. Foto: EP

El joven marroquí detenido esta semana en Granada por un robo con violencia ha quedado en libertad en la últimas horas tras pasar a disposición de las autoridades judiciales.

El marroquí detenido, de 19 años, contaba con antecedentes policiales y reside ilegalmente en nuestro país. Sobre él recae una orden de expulsión del territorio nacional por un periodo de cinco años decretada en noviembre pasado por la Subdelegación del Gobierno en Granada.

Según han informado fuentes policiales a OKDIARIO Andalucía, su puesta en libertad puede responder a dos razones: bien porque carezca de documentación en regla o bien porque aún disponga de asuntos judiciales pendientes de resolver.

«Pasó a disposición de un juzgado de instrucción de guardia aquí en Granada y quedó en libertad. Desconocemos si el juzgado ha hecho alguna otra cosa. No es algo extraordinario, hay muchos motivos para que no se materialice una expulsión. Por tener una orden no mandan a nadie a la cárcel, la prisión se decreta por la gravedad del último de los delitos cometidos», apuntan las citadas fuentes a este periódico.

Robo, agresión, insultos y amenazas

Los hechos tuvieron lugar en una piso céntrico de Granada, donde el arrestado coincidió con la víctima y varios amigos de ésta. La joven se percató de la ausencia de su bolso y lo encontraron escondido entre otros enseres. El supuesto autor del robo, un compañero del ciudadano marroquí, fue descubierto y reaccionó violentamente ante las acusaciones. Según indicó la Policía Nacional en una nota, llegó a «arrojar un vaso contra la pared», por lo que las chicas decidieron abandonar el lugar.

Ya en el portal, fueron alcanzadas por el inmigrante marroquí quien, supuestamente, comenzó a insultar y a amenazar a la joven y a su amiga. Tras empujarla contra el suelo y arrastrarla por el portal, logró arrebatarle sus pertenencias.

La víctima, que denunció de inmediato los hechos a la Policía Nacional de Granada, fue trasladada a un centro sanitario. Allí fue atendida por una crisis de ansiedad y lesiones sufridas en una mano.

Lo último en España

Últimas noticias