Educación prepara 30 profesores extra en cinco institutos de Ceuta para formar a 260 menas marroquíes

Menas
Un agente pide a un grupo de menas abandone el tejado de una nave industrial (Foto: EUROPA PRESS).

El Ministerio de Educación trabaja para poner en marcha en Ceuta aulas de inmersión lingüística en castellano para los alrededor de 260 menores extranjeros no acompañados (menas) marroquíes de entre 12 y 16 años que llegaron a la ciudad autónoma durante la crisis migratoria del pasado mes de mayo.

Fuentes del citado ministerio han explicado a Europa Press que el plan pasa por utilizar los cinco Institutos de Enseñanza Secundaria (IES) que abren en horario vespertino con un número todavía por concretar de docentes extra, aunque inicialmente se ha cifrado en una treintena, además de orientadores encargados de hacer un seguimiento «individualizado» de cada menor «tanto desde el punto de vista académico como social».

Por el momento, los menores inmigrantes permanecen bajo la guarda de la administración local, que sigue priorizando «su reagrupamiento familiar». La pasada semana, la ministra de Educación, Pilar Alegría, se comprometió a «atender las necesidades educativas» de los menas marroquíes que aún continúan en Ceuta, unos 800.

Por su parte, la Dirección Provincial y los Servicios Centrales de Planificación y Gestión Educativa del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) han acelerado la concreción de alternativas para la docena de menas menores de 12 años, los otros 260 cuya edad de escolarización teórica se corresponde con Secundaria y los mayores de 16, alrededor de 500.

Sánchez pide ayuda para afrontar costes

Así, el director general del MEFP, José Manuel Bar, y su subdirectora general de Centros, Inspección y Programas, María del Ángel Muñoz, completarán este miércoles la ronda de visitas que dieron inicio este martes por la tarde a los cinco institutos de Ceuta en los que se prevé poner en marcha dichas aulas de inmersión lingüística en castellano.

El MEFP ha pedido al Gobierno de Ceuta ayuda para sufragar los costes del transporte de los niños desde los equipamientos en los que están albergados a los distintos institutos y el Ejecutivo local se ha comprometido a prestar «el respaldo y apoyo que se requiera por parte de las autoridades competentes para estos menores, que tras una evaluación previa recibirán una atención diferenciada de la del resto de los alumnos en turnos y horarios distintos para prestarles la asistencia educativa que requieren dado que presentan características específicas como la falta de arraigo, lo que impide su escolarización ordinaria en los centros de enseñanza».

La directora de Incidencia Social y Política de Save The Children, Catalina Perazzo, ha recalcado que la atención educativa a estos niños tendría que pasar «por su escolarización con una evaluación previa de los recursos de Orientación». «Deberían crearse ‘aulas de enlace’ que permitan su incorporación a los grupos de referencia, así como implementar prácticas de aprendizaje acelerado como las que se han puesto en marcha en países que han acogido un gran número de refugiados», ha planteado en declaraciones a Europa Press.

«Estamos seguros de que existirá algún tipo de brecha entre lo que los menores marroquíes hayan podido cursar en su país de origen con respecto a su grupo idóneo por edad o competencias, pero se puede salvar y ponerlos al mismo ritmo con medidas compensatorias para integrarlos en ellos u ofrecer otras alternativas de Formación Profesional o Educación para Adultos en el caso de los mayores de 16 años, que es lo que prevé la Lomloe», ha concluido.

Lo último en España

Últimas noticias