Enchufismo en la Faffe

Aplazada de nuevo la citación del socialista que gastó en prostíbulos 32.000 € de los parados andaluces

Fernando Villén Faffe
El exdirector de la Faffe, Fernando Villén, entrando a la Audiencia Provincial de Sevilla (EDUARDO BRIONES / EUROPA PRESS).

El exdirector técnico de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), Fernando Villén, ha vuelto a sortear los tribunales. El hombre que gastó en prostíbulos 15.000 euros de los parados andaluces en sólo dos días estaba citado este jueves por la presunta «contratación irregular, injusta y arbitraria» de otro socialista en la citada entidad, si bien el Juzgado de Instrucción nº 6 de Sevilla ha aplazado finalmente al 10 de junio la tanda de declaraciones.

Tanto Villén como el concejal de Dinamización Cultural y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz), el socialista Francisco Camas, están investigados por presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación por la supuesta «incorporación fraudulenta» de este último en la Faffe, «con el consiguiente perjuicio o menoscabo de los fondos públicos que se hubiesen derivado de la misma».

Ambos habían sido citados para este jueves junto al exdirector de Recursos Humanos de la Faffe Antonio Jiménez Cuenca y Luis Marqués Suárez, exgerente de la Faffe en Cádiz, aunque finalmente sus comparecencias han sido aplazadas de nuevo, tal y como han precisado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Esta tanda de comparecencias ya fue pospuesta de abril a esta jornada y encadena ya varios aplazamientos.

En un auto emitido el pasado 21 de diciembre de 2021 y recogido por Europa Press, el juez de instrucción José Ignacio Vilaplana explica que estas diligencias previas están destinadas a esclarecer la presunta contratación ‘a dedo’ del socialista Camas.

Salario superior a su nivel

Además, la investigación abarca la supuesta «ilicitud del mantenimiento de Francisco Camas en distintos puestos de trabajo (técnico en la Gerencia de Cádiz y después responsable del centro de la Faffe en Jerez de la Frontera), sin contenido material concreto -percibiendo además un salario superior a su nivel o categoría profesional-, creados y atribuidos ‘ad hoc’ para justificar y proporcionar la ilícita prestación de servicios laborales; con el consiguiente cobro injustificado de emolumentos y prestaciones por parte del señor Camas Sánchez, tanto en la Faffe como en el SAE, donde fue subrogado y estuvo empleado tras la extinción de la entidad hasta junio de 2015, momento en que asume una excedencia forzosa por designación para cargo público» en el Ayuntamiento de Jerez.

Según el juez Vilaplana, Francisco Camas fue contratado en 2003 en la Faffe «a instancias» de Fernando Villén, «por su sola voluntad, sin proceso alguno de valoración o contraste de la aptitud o idoneidad del sujeto a contratar», con lo que esta incorporación «se habría llevado a cabo de manera injusta y arbitraria, prescindiendo de los procedimientos de contratación (…) y de manera contraria a los principios generales de publicidad, objetividad, imparcialidad, igualdad de oportunidades, mérito y capacidad que habrían de regir dicho proceso de selección y contratación».

Enchufismo

«El sólo ‘compromiso’ de emplear al 60% de los trabajadores procedentes del Fondo de Formación y Empleo (FPE), donde con anterioridad había estado trabajando el señor Camas, sin convocatoria y sin un criterio y proceso público de contratación, resultaría de todo punto insuficiente para acceder al puesto de trabajo», determina el juez instructor.

Y es que sobre la subrogación de la plantilla del FPE en la Faffe «no consta relación alguna de trabajadores que se correspondiese con ese supuesto compromiso con la comisión liquidadora, que garantizase la empleabilidad del 60% de la plantilla».

Francisco Camas, según el juez instructor, «habría cooperado y contribuido a su ilícita contratación e incorporación a la Faffe, aportando elementos que pudieran ofrecer una apariencia de legalidad a la misma, induciendo a sus responsables, en particular a Fernando Villén, a llevar a cabo dicha irregular contratación, concertándose naturalmente con aquéllos a tal fin».

Contratado «sin una labor real»

Camas Sánchez, prosigue el juez Vilaplana, habría ostentado un «puesto de nivel superior» en la Faffe «sin cometidos concretos y sin desempeñar una labor real, con la aceptación y beneplácito de» Fernando Villén como entonces director de la entidad.

Dado el caso, y merced al pronunciamiento previo de la Fiscalía, el juez cita a ambos como investigados, junto con el que fuera director de Recursos Humanos de la Faffe, Antonio Jiménez Cuenca; y quien fuera director de la Gerencia de la Faffe en Cádiz, Luis María Márquez Suárez.

Cabe recordar que en octubre de 2020 el juez ordenaba continuar como procedimiento abreviado las diligencias previas abiertas contra Fernando Villén y el exalcalde socialista de Lebrija Antonio Torres García por presuntos delitos de prevaricación administrativa y malversación derivados de la contratación «injusta y arbitraria» del citado exprimer edil en la Faffe, de modo contrario a los principios de igualdad, mérito y capacidad y por la sola «afinidad y vinculación personal y política» entre ambos.

En septiembre de 2021, de otro lado, emitía un auto en la causa de los pagos en clubes de alterne con tarjetas bancarias de Faffe, en la que figuran como investigados el exdirector Fernando Villén y la exdirectora económica financiera de la misma Ana Valls; dando traslado a las acusaciones para que instasen «lo que estimen oportuno respecto a la apertura del juicio oral, formulando escrito de conclusiones provisionales»; y a los abogados de los investigados para que formalizasen sus escritos de defensa.

Lo último en España

Últimas noticias