Will Smith responde al veto de 10 años de los Oscar

Will Smith
Will Smith en el discurso de su Oscar por 'El método Williams'

Nunca una bofetada ha supuesto tantas declaraciones, respuestas y consecuencias dentro de la industria cinematográfica. No es para menos, pues la agresión de Will Smith al humorista Chris Rock después de que este hiciese un chiste sobre la alopecia de jada Pinkett supone un suceso aparte de vergonzoso, histórico dentro de la organización de los Oscar. Desde entonces, todo el mundo ha mostrado abiertamente su posición, siendo Denzel Washington el único que se ha mostrado comprensivo con el ganador de la estatuilla por El método Williams. Jim Carrey aseguró que habría demandado a Smith por 200 millones, la presentadora Amy Schumer todavía sigue impactada por lo sucedido y  el humorista Ricky Gervais ha señalado que el chiste hasta le parece inofensivo. Sea como fuere, parece que el conflicto va a terminar aquí, tras la respuesta del actor al veto de 10 años que le ha impuesto la Academia.

Will Smith Oscar
Will Smith golpea a Chris Rock en los Oscar. (AFP)

“Acepto y respeto la decisión de la Academia”, así de parco en sus palabras ha sido en su comunicado Will Smith, quien no parece querer buscar más enfrentamientos después de los duros momentos por los que está pasando. Su mujer, le ha retirado el apoyo mediático que en un principio le había ofrecido y la semana pasada ingresó de forma voluntaria en una clínica de rehabilitación debido al estrés de todo lo que había supuesto tanto el golpe a Rock, como las palabras posteriores en las que gritando le señalaba al cómico que no pronunciase el nombre de su esposa.

Will Smith y su mujer Jada Pinkett

Aunque al enorme fandom y apoyo que tiene el actor le parece un castigo excesivo, la realidad es que la medida no es para nada la más punible que podrían haberle aplicado Will Smith, ya que perfectamente podrían haberle exigido que devolviese el Oscar. La respuesta del protagonista de En busca de la felicidad no debería sorprendernos, puesto que en su momento dimitió de la organización y señaló que aceptaría cualquier medida disciplinaria que la institución considerase oportuna. Lo que es seguro es que tras la prohibición de la asistencia tanto a nivel físico como virtual se le suma la correspondiente ausencia en la presentación del Oscar a Mejor Actriz del 2023, algo que es ya una tradición entre las categorías interpretativas. Al contrario, lo que no dejó nada claro el comunicado de la Academia es si la prohibición anulaba también el derecho a ser nominado en ese periodo de tiempo.

 

Lo último en Cine y Series

Últimas noticias