Controlados por la Guardia Civil

Tres días después cientos de jóvenes siguen de fiesta de Nochevieja en una ‘rave’ ilegal en Castellón

Unos 400 jóvenes siguen celebrando desde la pasada Nochevieja una fiesta ‘rave’ ilegal en unas naves abandonadas en terreno rústico de la localidad castellonense de Sant Mateu, mientras se espera que sean desalojados por la Guardia Civil.

Así lo ha confirmado la alcaldesa de la localidad, la socialista Ana Besalduch, que ha explicado que han interpuesto las correspondientes denuncias porque esta celebración «no tiene autorización del Ayuntamiento ni de ninguna administración supramunicipal».

Según ha explicado, el lugar donde se celebra la fiesta ilegal son unas plantas de purines abandonadas que se construyeron hace 15 años y que se ubican en una zona limítrofe de su término con los municipios de La Jana y Cervera del Maestrat, con cuyos alcaldes visitó este jueves la zona.

Besalduch ha relatado que recibió una llamada de la Guardia Civil el día 1 por la mañana, después de que «algún vecino que fue a su finca colindante» diera el aviso de que había una fiesta ilegal, e interpusieron la correspondiente denuncia.

La alcaldesa ha precisado que, según la Guardia Civil, el lugar lo ocupan entre 350 y 400 personas y, desde que se tuvo conocimiento de la fiesta, agentes del cuerpo armado controlan los accesos a la nave, que está vallada.

La mayoría de vehículos de los participantes en esta fiesta ilegal se encuentran aparcados en el interior de la zona acotada, aunque hay algunos en los campos de olivos colindantes, que han provocado la caída de las aceitunas aunque no han advertido «ningún daño llamativo», ha dicho la alcaldesa.

Según Besalduch, se está siguiendo el protocolo previsto para estos casos y se ha mostrado confiada en que pueda desalojarse «entre hoy y mañana».

Lo último en Sociedad

Últimas noticias